Antonio Luis Gallardo Medina: «Razones para leer»

Hace algún tiempo, en una entrevista a un periódico español, Asimov afirmaba que el libro es el medio audiovisual más sofisticado que existe, puesto que se acciona y se pone en funcionamiento con la simple voluntad de su usuario.
El pasado 15 de agosto se cumplían 49 años de mi primer pedido de libros. Corría el año 1969 y mi amigo Juan, que trabajaba y vivía en Madrid, como cada verano regresaba a su querida Salobreña, pero ese verano del 69, -qué bonito número-, traía una estupenda carga, mis libros.

Con los pocos ahorros que podía hacer y con entrar en el gallinero del cine Yusuf y luego pasarme al patio de butacas, conseguí unas pesetillas que invertí en mis libros… ‘El lobo estepario’ (Hermann Hesse), ‘Un mundo Feliz’ (Aldous Huxley), ‘Los rateros’ ( Willian Faulkner), ‘Poesías’ ( Miguel Hernández), ‘Dirección prohibida’ (Gabriel Celaya), ‘La casa de Bernarda Alba’ (F.García Lorca), ‘El manifiesto comunista’ ( Marx y Engels).

Tener en mis manos tales tesoros, era el mejor regalo que pudiese existir, aquel verano ya será irrecuperable, pues en el año 69 tener en Salobreña tales libros y tales autores era un privilegio al alcance de muy pocos y yo era uno de esos privilegiados gracias a Juan.

Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son solo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están allí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa.

Siempre me he hecho una lista de aquellas razones que me ayudan a leer…

– Para vivir más
– Para detener el tiempo
– Para saber que estamos vivos
– Para aprender
– Para saber
– Para descubrir el mundo
– Para conocer otros mundos
– Para conocer a los otros
– Para reír, para llorar, para dudar, para afirmar, para soñar.
– Para desterrar la melancolía
– Para ser lo que no somos
– Para no ser lo que somos

Al final, llego a la conclusión que leer produce más empatía con la gente que me rodea, despierta mi imaginación, relativiza los problemas, mejora mi estado de ánimo y en definitiva me hace creer que viviré más feliz.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *