Los alumnos de Secundaria del Colegio Carmen Sallés ‘se fugan’ del centro

Los alumnos de Secundaria del Colegio Carmen Sallés consiguieron superar todos los retos que se les propusieron para escapar de su centro escolar. El pasado viernes, el mismo día en el que se celebraba la Jornada de Inauguración de Curso, los estudiantes se enfrentaron a siete pruebas para demostrar su agudeza y su ingenio. Para ello, tenían que superar diferentes enigmas y acertijos, cada uno de ellos cifrado con una contraseña. Las pruebas incluían retos matemáticos y lógicos, adivinanzas en inglés o francés, misterios históricos o mensajes cifrados, entre otros. 
Cada contraseña superaba un nivel, y les hacía estar más cerca de su recompensa final. La última clave, una palabra que les abría la puerta de salida del centro, era el lema concepcionista de este año, Acompaña2.

Y acompañados por sus profesores llegaron los alumnos al Complejo Deportivo de Las Américas de Santa Fe. Allí, y en las instalaciones del centro deportivo IonFit, disfrutaron de actividades lúdicas y deportivas, como el Pádel, el bádminton, el fútbol, el voleibol o diferentes juegos tradicionales.

Escape Room como herramienta educativa

La experiencia de este escape room se une a las puestas a cabo por el centro santaferino Carmen Sallés, en busca de la excelencia académica a través de la innovación educativa.

Esta tendencia de realizar escape room educativos se está extendiendo rápidamente en muchos centros que buscan colocar al alumno como centro de su propio aprendizaje. Ya que es mucho más interesante y motivador resolver una ecuación si sabes que en la respuesta está la clave para que no estalle una bomba o para poder salvar a la humanidad de la caída de un meteorito, que “solo” a cambio de una calificación.

El planteamiento de este método es  sencillo: un grupo de alumnos están encerrados en un recinto cerrado y deben intentar escapar o solucionar algún problema que se les presenta al inicio de la actividad. Para ello deben demostrar su creatividad, imaginación, razonamiento deductivo e inteligencia. Pero no lograrán conseguirlo si no trabajan unidos en equipo, averiguando todas las pistas y problemas que se les proponen en un tiempo limitado.

Los escape room son una valiosa herramienta educativa, ya que las pruebas se plantean relacionadas con los contenidos curriculares que deben trabajar en las diferentes materias. Además se trabajan muchas de las competencias que deben adquirir, adaptadas a cualquier nivel educativo. La experiencia ha sido completamente satisfactoria, tanto para el equipo docente como para los alumnos, por lo que no se descartan futuras fugas. O quién sabe si no algún acto heroico que salve a toda la humanidad… Estaremos atentos.

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *