Maestros de La Normal regresan, 50 años después, al edificio donde finalizaron la carrera

La promoción de magisterio de la Normal, 1965-68 ha celebrado el 50º aniversario de la finalización de sus estudios de una manera especial. Pasadas las 11:30 horas del sábado, jornada posterior al Día Mundial de los Docentes, se fueron congregando a las puertas del edificio que, durante tres años les unió, cuando estaban llenos de energía e ilusión por terminar sus carreras y comenzar a ejercer.

 

Entre ellos, Antonio Ruiz Esperidón, Paco García Espínola o Carmen Martínez Mallorquí, que cada primer sábado de octubre viene desde Barcelona, desde hace seis años, para compartir unas horas con sus antiguos compañeros. Ese día volvió a atravesar la puerta de la Normal lo que le produjo una fuerte sensación que le hizo soltar «unas lagrimillas». Y no fue la única. En su mente se agolparon recuerdos de algunas de sus profesoras como Donatila, la Nené que les enseñaba Labores, también de sus mejores amigas y compañeros. Por supuesto, el hecho de que, aunque compartían edificio, los varones estaban en el ala izquierda y las chicas, en la derecha. Del salón de actos recordaba las funciones teatrales y, como muchos de sus compañeros, los exámenes finales; las prácticas en las escuelas anejas,… También el banderín y el carné rosa con la anterior denominación, Escuela de Magisterio ‘Virgen de las Angustias’.

Carmen Martínez Mallorquí  que viaja cada año desde Barcelona al encuentro, junto a Alicia Montes, en el Salón de Actos de la Normal ::A. ARENAS

Otro de los maestros fue Indalecio García, actual presidente del Banco de Alimentos de Granada, tampoco recordaba haber atravesado la verja desde que finalizaron sus años de estudiante, conservando recuerdos «muy bonitos pese a ser años difíciles». En su mente, sus profesores Pepe Ulesia, profesor de Historia, Tadea, profesora de Lengua, y los trabajos manuales que realizaban en una de las torres del edificio. En la de otros don Saturio, Maria Luisa Almenzar y Maria Luisa Calvo, asistentes al primer encuentro en 2013….

También subieron al Torreón donde recibían las clases de Dibujo ::A. ARENAS

Por su parte, un emocionado, Paco López Rodríguez echaba muy en falta a cuatro compañeros que ya no están entre nosotros: Visi Gálvez, delegada del grupo de las chicas; Mati Leyva; Manuel García Plazas y Antonio Serrano. Después añade que le hacía mucha ilusión volver a «este edificio donde no entré nunca más. Ver la cristalera del pasillo, el torreón y el patio de las anejas». También compartieron vivencias Antonio Luis García Ruiz, Josefina Serrano, esposa de Antonio R. Esperidón, Antonio Guerrero y su esposa Mª Carmen Martínez, Juan Ruiz Cabrera, Alicia Montes, Pepita Marín Ruiz, Inmaculada Álvarez, María Luisa Jiménez, Rosa Marín, esposa de Luis Curiel; Miguel Ramos, Julia Pleguezuelos, Mª Luisa J. Carrillo de Albornoz,… y así, hasta 45 compañeros y sus acompañantes que sumaban un total de 62 personas, venidas algunas de Cataluña, Baleares, Málaga y de distintos rincones de la provincia de Granada.

Maestros de la Normal recorren el edificio :: ANTONIO ARENAS

En la visita de la Normal fueron recibidos por el Delegado de Educación, Germán González quien les dirigió unas palabras a los «maestros y maestras que habían dotado de vida las paredes de la Normal» para añadir unas pinceladas históricas del edificio que se terminó de construir en 1933, siendo inaugurado por Niceto Alcalá Zamora. Luego intervendría Antonio R. Esperidón para dar las gracias en nombre del grupo por el recibimiento un sábado que la Normal está cerrada, tras lo que le entregó al Delegado un bolígrafo de recuerdo con la inscripción ’50 aniversario fin de carrera de magisterio. Promoción 1965-68 E. Normal de Granada’, quedando pendiente la entrega del libro ‘Aquellos inolvidables años’ que editaron con textos y fotos de sus archivos personales en 2014.

Durante la visita del patio de las Anejas, donde realizaron prácticas ::A.ARENAS

Una vez finalizada la visita se dirigirían al Hotel Leonardo en cuyo restaurante celebraron su comida de convivencia y donde se sumaron al grupo más maestros y maestras que por distintas circunstancias no habían podido acudir al recorrido por la Normal. Y como es habitual, en los postres se sucedieron las intervenciones en las que se mezclaban los emotivos recuerdos de vivencias compartidas que sellaron con un brindis del 50º aniversario, tras lo que hubo palabras de agradecimiento para los coordinadores de las actividades de la jornada. Otro de los maestros, Bernardo Roa que acudió como siempre acompañado de su mujer y también maestra, Consuelo Moreno, resume sus pensamientos de esta forma «lo mas importante de todo es que han pasado 50 años y seguimos siendo compañeros… Seguimos siendo amigos.. y nos seguiremos viendo cada año por el mes de octubre cuando afloja la calor, hasta que Dios nos deje poder hacerlo».

Foto de familia, en las escaleras del Hotel Leonardo, donde celebraron su VII reencuentro :: A. ARENAS

 

Ver ÁLBUM DE IMÁGENES DE LA VISITA

Ver FOTOS HISTÓRICAS DE LA NORMAL (ARCHIVO UGR)

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *