Antonio Luis Gallardo Medina: «La negatividad nos desborda»

Cada vez más y sobre todo los primeros días de cada mes, me hago siempre la misma pregunta; en España hemos llevado el pesimismo al extremo de regodearnos con nuestras miserias? Cada vez que el Gobierno da los datos del paro y estos son aceptables, lanzan las campanas al vuelo y dicen que vamos a velocidad de crucero, mientras la oposición sigue hablando de cuatro millones de parados desde hace años, la verdad no entiendo ni a unos ni a otros.

Parecemos instalados en una negatividad terrible. Decir que todo en este país es un desastre me parece una generalización muy peligrosa. La verdad hay que aceptarla como es, sin exageraciones, pero también sin mentiras ni engaños. La corrupción ha hecho tanto daño a este país, que aun andamos digiriendo tanta corruptela, injusticia y excesos que se han cometido.

Pero yo quiero creer que toda esta época nefasta pasará y que nos debe servir para hacer una limpieza general, poner coto a tantos desmanes y llamar al orden a todos estos chapuceros que lo dejan todo perdido en nombre del personal.

Ante este espectáculo tan lamentable que estamos viviendo, tanto por parte del Gobierno como por parte de la oposición perdida en batallas internas, surgen siempre salvadores de la patria, pero que a mí ya me cogen de vuelta de tanta arenga y discurso facilón.

“Yo sigo mi lucha día a día por la dignidad de cada ser humano, sin importar el color de su piel, su ideología, religión o lugar de nacimiento.”

Yo sigo mi lucha día a día por la dignidad de cada ser humano, sin importar el color de su piel, su ideología, religión o lugar de nacimiento. Me interesan los niños que no pueden tener una infancia como cualquier ser civilizado, me duelen los viejos y todos sus problemas personales, me interesan mis nietos y su crecimiento y cada día trato de sacar el lado positivo de las cosa, aunque a veces sea muy difícil.

Así que a todos esos seres negativos y furibundos que solo van haciendo política, incluso del sufrimiento humano, decirles que se vayan al carajo y nos dejen en paz, que bastante tenemos con lo que nos ha tocado, pero que seguimos con ganas y deseos que esto cambie, pero que ellos ayudan bien poco con sus actitudes.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *