Vehículos singulares, 185: Salvador Ávila Salvatierra y su Seat 132 de 1979

Conocimos a Salvador Ávila Salvatierra en su pueblo de nacimiento, Chimeneas, donde participaba en la I Concentración de Vehículos Cásicos. Luego volvimos a encontrarnos con él y su novia, Silvia López, en Ogíjares, donde tras dar varias vueltas fuimos a parar al recinto ferial donde pudimos hacer las tradicionales fotos. Allí nos contó que tiene 23 años, es mecánico de profesión y aficionados a los coches clásicos hasta el punto de que con 17 años, cuando aún no tenía el carnet de conducir, compró el Seat 132 de 1979, «su primer vehículo clásico« y cómo sus padres «le pelearon por comprar chatarra». Según indica el coche llevaba muchos años parado y presentaba «un estado lamentable». Fue estando en el taller donde realizaba las prácticas y que en la actualidad es su lugar de trabajo, donde se acercó «un señor mayor que afirmaba tener un coche antiguo que le daba la pena tirarlo pues lo compró nuevo por lo que buscaba alguien a quien pudiera interesarle para no tener que llevarlo al desguace». El problema es que ocupaba una plaza de garaje que necesitaban para un coche nuevo que había comprado su hija. Ese mismo día al salir del trabajo fue a verlo, junto a un compañero.

 

«De siempre me han gustado los coches antiguos por eso terminé estudiando mecánica en el IES Hispanidad de Santa Fe. Este coche fue el primero y el que me enganchó. Por eso lo compré y lo restauré. Me lo pintó mi suegro que es de talleres Jomi. Yo le hice la mecánica», explica de este vehículo cuyo primer propietario residía en Tenerife, de ahí la matrícula, aunque luego pasó a Granada. Añade que «el motor es Mercedes Diésel que es muy duro y se le hizo una puesta a punto. No costó mucho arrancarlo, y tuvimos que hacerle lo típico de un coche que lleva muchos años parado: frenos, bombines, latiguillos, embrague, pintura, neumáticos,…». En la actualidad el cuentakilómetros marca 82.019 que entiende será de la segunda vuelta. «Yo no le hago ni mil kilómetros al año. Bueno ahora quizás un poco más porque todos los años vamos a Retro Madrid, a Retro Málaga, y a concentraciones de Córdoba. Es muy cómodo para viajar», aclara antes de añadir que su novia comparte la afición, por lo que siempre que salen «vamos mirando por si vemos alguno a ver si lo podemos sacar, resucitarlo y ponerlo en marcha. Este modelo versión diésel cuenta con un motor un motor Mercedes-Benz de 1988 cc y 55 CV a 4.200 rpm, correspondiendo al ofrecido en el Mercedes-Benz 220D. Según la ficha técnica sus dimensiones son 4380 mm de largo, 1640 mm de ancho y 1430 mm de alto, siendo su peso de 1245 kilogramos.

El cuentakilómetros del Seat 132  marca 82.019 kilómetros :: A. ARENAS

Salvador tiene pensado ponerle un enganche para llevar caravana y dar la vuelta a España y más tarde viajar al extranjero. En su opinión es un coche que no se ha valorado adecuadamente. Que tenga conocimiento, Seat 132 en Granada calcula que pueda haber uno o dos, pero solo el suyo con motor Mercedes 2200 diésel. También explica que la ITV la pasa todos los años sin problemas. Salvador que cuenta, además del Seat 132 con otros vehículos restaurados por él (un WV Escarabajo, un Renault 127 primera serie, un Renault 8) comenta que siempre tiene en marcha algún proyecto para restaurar en su tiempo libre pues comparte con su padre el gusto por «cualquier cosas que sea de mecánica».

Parte trasera del Seat 132 de 1979 de Salvador Ávila Salvatierra :: A. ARENAS

Entre 1973 y 1980 se fabricaron 108.725 unidades

El Seat 132 es un turismo fabricado por Seat bajo licencia de Fiat entre 1973 y 1980. En concreto, el 132 sustituyó al Seat 1500.Se convirtió en el vehículo de representación de Seat durante la década de 1970. Cuando se puso a la venta en mayo de 1973, salió con tres motorizaciones:  el Seat 132 1600 con motor de cuatro cilindros, 1.592 cc y 98 CV a 6.000 rpm.; el Seat 132 1800 tenía un motor de cuatro cilindros con 1756 cc y 105 CV a 6.000 rpm y el Seat132 Diésel como el de Salvador con un motor Mercedes-Benz de 1988 cc y 55 CV a 4.200 rpm, correspondiendo al ofrecido en el Mercedes Benz 200D. De la zona franca de Barcelona salieron 108.725 unidades. Se diferenciaba de su predecesor, el Seat 1500, en que tiene una línea más redondeada y formas menos angulosas, con el parabrisas y la luneta trasera más inclinados, que le daba un aspecto más aerodinámico. Para mejorar la seguridad en este vehículo se empezaron a adaptar estructuras deformables para absorber mejor la fuerza del impacto. Tanto el suelo, techo, puertas y capó iban acolchados para mejorar la insonorización y el confort en el automóvil. Igualmente venía equipado de serie con asientos provistos de reposacabezas, lo que era bastante inusual en la década de los 70. Su sucesor fue el Seat Exeo

Próxima entrega: Manuel Tortosa y sus Citroën Dyane 6 del 75 y Mercedes 300 del 87

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *