Cinco ceramistas con referente exponen sus obras en el Museo Casa de los Tiros, (Granada)

En la tarde del jueves se inauguraba en la Casa Museo de los Tiros una original exposición de cerámica contemporánea. Su comisaria es Paloma Abellán y ha conseguido reunir en torno al ceramista consagrado Agustín Ruiz de Almodóvar que se caracteriza por la libertad a la hora de usar la cerámica como expresión artística a otros artistas que también trabajan con este material. Concretamente, Mercedes Lirola, Celedonia García Villarubia, Alfonso Góngora y la propia Paloma. 

 

La muestra titulada ‘Cinco ceramistas con referente’ se podrá visitar, salvo lunes y festivos, hasta el 27 de enero. Paloma Abellán explica que la idea de poner en marcha esta exposición arranca en 2016 gracias a una iniciativa conjunta con Antonio Martínez con la finalidad de fomentar la cerámica contemporánea, incluso antes de crear la agrupación de ceramistas. «La idea era hacerla bianualmente cada vez con un artista consagrado como Agustín (Ruiz de Almodóvar), Esperanza Romero, Agustín Morales, Eulalia Ariza o el propio Antonio Martínez, junto a otros menos conocidos. Presentamos el proyecto al entonces director de la Casa Museo, Francisco de la Oliva , pero por unos y otros motivos ha sido finalmente en 2018 cuando se ha podido poner en marcha».

Agustín Ruiz de Almodóvar :: ANTONIO ARENAS

El ceramista consagrado presenta seis piezas de distintos formatos y tamaños, «algunas realizadas en 2010 y otras la semana pasada» que él denomina «muros o tapias, construcciones al fina y al cabo, que simbolizan la unión y la separación entre nosotros». Respecto a la exposición indica que «es muy variada, y sirve para mostrar de casi todo lo que se puede hacer con la cerámica».

Mercedes Lirola :: ANTONIO ARENAS

Mercedes Lirola presenta tres instalaciones. ‘La memoria limpia del agua’ y ‘Memento vivere’ en las que las evocaciones al agua y la naturaleza invitan a recorrer un espacio vivo y dinámico «en el que podemos sucumbir a los encantos y al poder hipnótico de la naturaleza». Indica que con estas piezas muy orgánicas y acuosas simbolizan el elemento primigenio de la vida. Todas ellas están realizadas con porcelana.

Celedonia García Villarrubia  ::A. ARENAS

Por su parte, Celedonia García Villarrubia presenta una colección de 45 pequeñas figuras que transmiten la angustia, la tristeza, la incertidumbre, la desolación, la búsqueda, el dolor… reunidas en la serie ‘Viaje a ninguna a ninguna parte’ y otras tres en ‘Orantes’ en las que partiendo del barro como material arcaico habla del ser humano y de lo que está pasando ahora con la migraciones que en ninguna parte les reciben. «Es un grito de protesta lo que yo quiero expresar», manifiesta esta artista que lleva unos 25 años trabajando el barro. «Yo era pintora pero soy amiga de Agustín que me sugirió hacer mis creaciones en tres dimensiones», explica de su piezas que llaman la atención por el tamaño de los pies «porque les quiero pegar mucho al suelo, y también las hago de diferente color, porque hablo hablo de todos los seres humanos».

Alfonso Góngora :: ANTONIO ARENAS

Otro de los ceramistas participantes es Alfonso Góngora, al que preceden cinco generaciones de alfarería tradicional en su Jaén natal. En esta exposición muestra tres piezas, dos de ellas realizadas con la técnica de cristalización de cinc pues reconoce disfrutar con la innovación en las técnicas. «Quiero transmitir como partiendo de la cerámica tradicional realizadas con el torno se puede llegar a obras contemporáneas. Unas piezas hablan de la soledad, de la tierra y como la estamos castigando y la última es una composición de dos piezas que iban a ser desechadas y que ha terminado creando una pieza única y monumental». Sus inquietudes artísticas conjugan funcionalidad, estética, y calidad de piezas como se puede apreciar en ‘Térreo’ y ‘Encuentros’.

Paloma Abellán :: ANTONIO ARENAS

Por último, Paloma Abellán presenta dos obras, ‘Las sin sombrero’ e ‘ Isorropía’. La primera la ha creado con material reciclado como una rueda de carro que simula un reloj que marca las cinco y cinco con la que hace un guiño a Lorca y a Ignacio Sánchez Mejías, que aparte de torero fue mecenas y ayudó a muchos artistas de su generación. En él ha incluido pequeñas esculturas figurativas que representan a ‘Las sin sombrero’ con las que reivindica la generación femenina del 27 y el papel de la mujer en una sociedad patriarcal. La figura Margarita Gil Roesset ha inspirado esta obra con la que pretende «recuperar, divulgar y perpetuar el legado de las mujeres olvidadas de la primera mitad del siglo XX en España, un país que nunca las reivindicó y en el que a través de la historia han sido silenciadas otras muchas de gran valor en la Artes, las letras e incluso las ciencias».

En cuanto a ‘Isorropía’, su pequeño homenaje a Agustín Ruíz de Almodóvar muestra el inquietante equilibrio y el continuo movimiento del espacio y el tiempo. Como comisaria agradece a Emilio Escoriza, actual director de la Casa de los Tiros, a Aurora Mateos y a todo el personal del Museo el que se haya podido montar esta exposición en este espacio y a la Caja Rural por su patrocinio.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *