Ayes Tortosa: «Este libro es una defensa del viaje interior»

Si hace aproximadamente un año  que Ayes Tortosa, seudónimo de la escritora y periodista María de los Ángeles García Tortosa (Granada, 1956) publicaba con la editorial Maese Gato, el libro ‘Si yo fuera un pez’ y a mediados de diciembre presentaba en la Librería Picasso Infantil el libro ‘La Gran Fiesta’, que ha publicado en colaboración con la Asociación Granadina de las Artes Escénicas SuperarT, con textos suyos e ilustraciones de Ángel Idígoras y prólogo de Pepe Viyuela, ahora acaba de llegar a las librerías su nuevo libro de literatura infantil ‘El increíble viaje con mi abuelo a… la terraza de sus casa’ (Editorial Mr. Momo), un libro de aventuras protagonizado por Daniel -en el cual recrea a su propio nieto- y su abuelo Honorato Hidalgo que ha dado para 184 páginas en las que cuenta uno de los viajes más extraños del mundo que les llevaría desde el primer piso a la terraza. Recomendado para niños, a partir de 10 años, y concebido como un alegato en defensa del ‘viaje interior’.

– Curioso argumento para una historia que tiene una preciosa portada ¿Qué otros objetivos se ha planteado la autora con este libro?
– Lo primero que tenía es el curioso título pues así se titula uno de mis poemas. Y a raíz del título ha surgido esta historia de reconciliación y de amistad entre el abuelo y su nieto. El libro es también un homenaje a todos esos clásicos de aventuras (escritos por Julio Verne, Salgari, Steveson, Rider Hagard…), que leíamos de niños y de adolescentes, y que nos siguen gustando de mayores.

 

– Pero en este caso la aventura no transcurre en la Luna, ni en la isla del tesoro, ni en las profundidades marinas o en el centro de la tierra…
– Así es la aventura transcurre por un lugar un tanto especial: un edificio de seis plantas. Pero aunque pueda parecer un lugar un poco más limitado geográficamente, no lo es así para sus protagonistas, que viven sin límite la intensidad de sus emociones y de sus sentimientos. No en vano, el abuelo le dice al nieto, en determinado momento: “Hay un lugar, que ningún explorador, por muy osado que sea, no termina nunca de descubrir: nuestra propia mente, muchacho… Pero sólo los más intrépidos son capaces de aventurarse por sus selvas, sus bosques, sus montañas…” Y es que hay en el libro una defensa de todos esos viajes que hacemos por caminos que no vienen en los mapas, por lugares que no están en los catálogos turísticos, por territorios tan cercanos y, a la vez, tan lejanos y salvajes… En definitiva, una defensa del viaje interior.

– ¿Qué otros valores se pueden trabajar con la lectura de este libro?
– Hay también una exaltación de la individualidad y el desarrollo de la propia personalidad, en un mundo que intenta homogeneizarnos, para que todos nos comportemos de la misma manera. La casa que exploran el abuelo y el nieto está llena de personajes, si acaso un tanto estrafalarios, pero únicos e irrepetibles en sus marcadas personalidades, de ahí la grandeza y la riqueza de cada uno de ellos.

Ayes destca las “sugerentes ilustraciones de la portada y del interior del libro”, a cargo de Mar Delgado ::A. ARENAS

– ¿Qué nos puede decir de la portada y de las ilustraciones interiores?
– Destacar también las sugerentes ilustraciones de la portada y del interior del libro, a cargo de Mar Delgado, que ya ha colaborado conmigo en otras ocasiones. En este caso hemos preferido que no hubiera una gran profusión de dibujos y omitir personajes como “los malos”, Porcinus y Lánguidus, con objeto de que el lector pueda imaginarlos a su manera. Pienso que es muy importante, en una época donde prima lo visual, que los niños imaginen lo que leen, para que no pierdan su capacidad de abstracción. Por eso es necesario ofrecerles, también, libros donde predomine la palabra escrita. Quiero felicitar a la Editorial Mr. Momo por la cuidada maquetación y edición del libro. Y desear a todos los lectores una feliz Navidad.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Ver información relacionada:

Ayes Tortosa: «Un buen libro dirigido a niños y jóvenes ha de gustar también a los adultos»

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *