La AEP distingue el poemario ‘No quedan ruiseñores junto al río’ del poeta granadino Luis de la Rosa, como mejor libro de poesía de habla hispana

El año 2018 se ha despedido para el poeta Luis de la Rosa Fernández (Galera, 1948) con una gratísima noticia pues no en vano la Asociación de Editores de Poesía (AEP), con sede en Madrid, le ha concedido a su libro ‘No quedan ruiseñores junto al río’ (Ed. Rilke, 2017) el premio anual en la modalidad ‘Mejor obra de poesía de habla hispana’.

 

En el pasado mes de diciembre el profesor jubilado y poeta recibía una llamada telefónica por la que se le comunicaba este premio por su segundo poemario por lo que reconoce que «nunca me imaginaba que pudiera conseguir un premio tan importante, pues está concedido por una serie de profesionales, entre editores y poetas, que han considerado que es la mejor obra de poesía de hablar hispana publicada en 2017. No cuenta con dotación económica, lo cual lo hace más interesante y garantiza que se ha hecho con total objetividad», explica antes de añadir que «ha supuesto para mi una inmensa alegría porque muchas veces los escritores nos encontramos en nuestra soledad si saber exactamente si lo que hacemos conecta con el público. Este reconocimiento es un acicate para seguir adelante».

También considera que el jurado de las distintas editoriales integradas en esta Asociación, algunas tan reconocidas como Visor, Hiperión, Vitrubio o Rilke, ha podido valorar su afán por recuperar lo genuino de la poesía. Luis de la Rosa reconoce su formación clásica por lo que no comprende que haya que renunciar a una serie de ingredientes que siempre han sido propios de la poesía, como son la rima, la medida y, especialmente, el ritmo. «Yo he querido recuperar esos ingredientes y moverme dentro del canon clásico de la poesía, sin renunciar al uso del verso libre. Características que la diferencian de la narrativa.

El profesor jubilado y poeta, Luis de la Rosa, posa con la segunda edición de su poemario premiado ::A. A.

Para mí los poemas en prosa no son poesía», manifiesta. ‘No quedan ruiseñores junto al río’, incluido como uno de los 12 libros de poesía recomendados por la Asociación de Editores de Poesía en su web en 2018, es su segundo poemario, tras ‘Si acaso me leyeras algún día’ (Dauro, 2016). Consta de cuatro partes: la primera que llama de poemas existenciales con los que expresa estados de ánimo y experiencias; la segunda con poemas sobre la naturaleza y la creación literaria donde aparece su concepto de poesía; la tercera, amorosos con los que expresa estados emocionales relacionados con el amor, unas veces dolorosos y otras placenteros, también de añoranzas, y cuarta, que reúne sus poemas críticos y de protesta con los que manifiesta su rebeldía ante las situaciones actuales que considera injustas o intolerables. Con anterioridad, en esta modalidad han sido premiados Manuel Juliá (2015), Fernando López Guisado (2014), Luis Alberto de Cuenca (2010) o Juan Planas (2009), entre otros.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

(En preparación)

 

 

ESTRUCTURA Y CONTENIDO DE ‘NO QUEDAN RUISEÑORES JUNTO AL RÍO’ 

Por LUIS DE LA ROSA FERNÁNDEZ

El libro consta de cuatro partes:

Portada de la segunda edición ::A.A.

Existenciales
Se expresan estados de ánimo y experiencias de vida o reflexiones que son exportables a la conciencia de muchos lectores para así establecer un vínculo comunicativo que sea capaz de impresionar al receptor.

Recreaciones de la naturaleza y la creación literaria
Se trata de descripciones de procesos que ocurren en la naturaleza, una naturaleza que en la mayoría de las ocasiones se considera como un ente consciente que participa del sentimiento del poeta.
Respecto a los poemas que tratan sobre la creación literaria, se expresa principalmente mi concepto de poesía, una poesía que a mi modo de ver no debe renunciar a los atributos que siempre la han caracterizado tales como la medida, la rima y el ritmo, especialmente este último, sin el cual se perdería el carácter genuino que la caracteriza: la musicalidad.

Amorosos
Se expresan estados emocionales relacionados con el amor, una veces dolorosos, otras veces placenteros, en ocasiones de añoranzas y en alguno de pasión.

Críticos y de protesta
Con ellos expreso mi rebeldía ante situaciones que las considero injustas o intolerables. Me hago eco de las horribles guerras que actualmente acosan y padece nuestro planeta, y así, algún poema no es sino el grito por la paz que proclamo. En otras ocasiones trato la inmensa corrupción que nos corroe, la que está tan arraigada especialmente entre los políticos sin escrúpulos, o bien planteo mi preocupación por la unidad de España -Piel de toro-, o hago una crítica al comportamiento de la justicia, o a la charlatanería de muchos políticos que hoy en día rigen nuestros destinos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *