José Ignacio Gili muestra ‘El Camino de la Luz’ en la Galería de Arte ‘Enrique Seijas’

Aunque nacido en Aragón, de padre catalán y madre aragonesa, el artista plástico José Ignacio Gili Guillén hace tres años que por motivos familiares fijó su residencia en Padul. Con cerca de 86 exposiciones individuales y unas 150 colectivas, tras exponer en el Ayuntamiento de Padul lo hace ahora por primera vez en Granada, concretamente en la la Galería de Arte ‘Enrique Seijas’, localizada en la sede del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Granada, Jaén y Almería, (C/ Frailes, 30, a las espaldas de Recogidas).

Valdif, Diana Seijas, Nacho Gili y Marcos Jiménez, en la inauguración ::A.ARENAS

En la inauguración participaron la directora de esta sala, Diana Seijas y el poeta Marcos Jiménez. Las obras expuestas reunidas bajo el título ‘El Camino de la Luz’ permanecerán en este espacio hasta finales de enero. En el acto inaugural el artista resumió que «esta ultima serie de trabajos están encuadrados dentro del titulo ‘El territorio de la Luz’. Se empezó a desarrollar con la llegada a Granada, donde me trasladé con mi familia desde Aragón. Es un estudio sobre la luz interior a través del camino recorrido. Las técnicas empleadas son diversas desde la pintura al óleo y resinas de oxidación al material que empleo para realizar las texturas. Esta forma de representar es mi forma de desarrollar ese lenguaje entre lo material y lo espiritual porque en cada trabajo y a través del gesto de crear considero que es de vital importancia ese mensaje de luz».

En esta emotiva inauguración a la que asistió la hija de Ignacio y su madre venida ex profeso desde Aragón, Diana Seijas manifestó que los usuarios del Colegio está encantados con la exposición y le dio las gracias por elegir este espacio. También a Marcos Jiménez por favorecer la «maravillosa mezcla» de poesía y pintura. Por su parte, el emocionado artista dio las gracias a los presentes por acudir a ver «lo que realmente brota del corazón, de los sentimientos, que indica el camino recorrido y la necesidad de luchar por la paz». También este pintor que profesa el budismo manifestó que «el primer crítico de cada trabajo es el propio creador que tiene que armarse de muchísima humildad e ir por la vida luchando e intentando recorrer el camino a pesar de las complicaciones pues el mundo del arte está como está y toca hacer piña, con objetivos comunes, dejar aparte el ego, trabajar y crear, y tirar para adelante». A continuación recordó a su padre y agradeció a su madre su presencia.

Marcos Jiménez dedica unas líneas y un poema al artista, en presencia de su madre e hija ::A. ARENAS

Por su parte su amigo el poeta Marcos Jiménez, antes del recitado de uno de sus poemas, le dedicó unas palabra «escritas a vuelapluma» en las que destacó su su devoción por el arte abstracto y el impresionismo que hizo que «la obra de Nacho me fascinara desde el primer momento pues en sus cuadros está presente la creación en todas sus expresiones. Su obra me hace viajar por nebulosas desconocidas de espacios siderales (…) En sus cuadros he encontrado el silencio de lo inexplicable». A continuación daría lectura de los versos inspirados en uno de las obras colgadas, junto a otro poema dedicado «a los refugiados que sufren y mueren por la injusticia y ambición de otros hombres».

Algunos de los amigos de Nacho Gili asistentes a la inauguración de su exposición ::A. ARENAS

En declaraciones a IDEAL, el artista ha explicado que antes que en Granada esta exposición se mostró en Madrid con el título ‘Surcos de luz’. También que desde que empezó en la Escuela de Artes Aplicadas de Aragón, muchos de sus mejores amigos, entre ellos se padre, se han quedado en el camino. «Desde pequeño he tenido estas ganas de crear y de mandar un mensaje de paz. Todos los días tenemos que intentar poner nuestro granito de arena para que este mundo y este país sea mejor», añade. También que considera fundamental que la cultura artística esté presente en los colegios, sin adoctrinamientos, pues «los niños son el futuro».

Para la sala granadina ha confeccionado un mosaico de seis piezas de 50x100cm, otras seis de 100×100, tres de 70×130 más dos trabajos realizados para un compañero de New Jersey. «Yo lo que quiero es que haya paz y que nos llevemos bien y nos respetemos a través del arte», insiste. Antes de añadir que ha pasado por diferentes etapas de aprendizaje. Así, recién salido de la Escuela, llevó a cabo «una figuración muy personal, creando espacios aéreos. De aquella serie pasé a otra más matérica trabajando el pan de cobre, plata y oro, el polvo de mármol y todo lo que era producto natural de la tierra. Lo trabajé en Aragón bajo el título ‘Territorio de las ausencias’». A continuación nos recuerda que «como creador soy evidentemente emocional» y el mensaje de su obra presentada en Granada que también podemos leer junto a una reseña de la crítica de arte Jackeline Remy y que no es otro que «aunque sacudas con fuerza un reloj de arena, cada grano caerá a su tiempo, no fuerces nada, todo llega».

Obras de Nacho Gili, en la galería de arte ‘Enrique Seijas’ ::A. A.

Una sala abierta

La Galería de Arte ‘Enrique Seijas’ fue inaugurada en 2001 y desde entonces ha estado mostrando obras, salvo en momentos puntuales, a razón de una exposición al mes, en algunos casos cada dos meses. «Mi padre estuvo de 2001 al verano del 2012 y a partir del otoño de ese año empecé yo con las exposiciones. Fue un legado natural puesto que yo trabajaba junto a él», explica la hija del que fuera periodista de IDEAL. Además de hacer sus tareas como Colegio Profesional quienes por entonces conformaban la Junta de Gobierno les pareció importante incluir una parte de cultura pues «la sociedad necesita salas de arte. Por exponer aquí no se pide nada más que la donación de un cuadro que queda como patrimonio del Colegio. Las ventas son exclusivas de los pintores o de los escultores». En ocasiones, como se hizo en el momento de la inauguración de Ignacio Gili, un poeta ha recitado juntándose de esta manera varias artes, en otras casos ha sido un cantaor, una niña cantante o un estilista. Por este espacio han desfilado pintores de la talla de David Zaafra y otros artistas importantes y también alumnos de Bellas Artes. A cada artista se le da libertad absoluta para que organice su exposición, «dentro de las normas básicas». El horario de apertura, es de 10 a 14 y de 17 a 20 h.

 

PALABRAS PARA NACHO

por

Marcos Jiménez León

En un momento de la lectura de este texto ::A.A.

Hace ya algunos años tuve la gran suerte de conocer a José Ignacio Guilli Guillén, conocido entre los amigos como Nacho.

Aunque mi mayor debilidad son las letras, siempre me he rodeado de grandes artistas, en especial, de pintores de gran creatividad. Mi predilección en este arte es el abstracto y el impresionismo, sin dejar de un lado otros estilos.

Pues bien, la obra de Nacho me fascinó desde el primer momento. En sus cuadros está presente la creación en todas sus expresiones. Me trasladan a las entrañas de la tierra por senderos secretos, a oquedades misteriosas donde ríos subterráneos desembocan en océanos de miel, a arrecifes de sal donde yacen los náufragos.

La obra de Nacho te hace viajar por nebulosas desconocidas y espacios siderales. Es una puerta que se abre a incesantes paisajes, a horizontes interminables de seres sin rostro procedentes de lejanas galaxias.

En sus cuadros he encontrado el silencio delicado de lo inexplicable. Feroces gritos de olas, aromas de lluvia y sonidos celestiales. Su obra no necesita de un experto para entenderla, tan solo hay que dejarlas que se acerquen a ti, que te toquen, que circulen por tu sangre.

DONDE HABITA EL SILENCIO

Hay un lugar donde los ojos son de fuego,
palabras errantes recorren los pensamientos.
Hay riberas de ríos donde los labios convergen,
los besos navegan con remos de viento.

Hay senderos secretos de estrellas
donde los náufragos se encuentran.
Un lugar sin retorno en la orfandad del tiempo.
Silencios que habitan tu silencio.

LA SANGRE DEL OLVIDO

-Dedicado a mi vecino Juan que tiene Alzheimer-.

Es frágil la memoria.
Como tierra reseca
devora almanaques,
el sosiego de las rosas.

Risas y llantos se mezclan.
Se proyectan los recuerdos
en ráfagas de aire polvoriento.

Te acorralan las ausencias,
las caras se cubren de sombras,
las palabras desembarcan
en ciénagas de agua viscosa.
Quisieras detener el grito de la flor
cuando se abre, abrirte con ella,
cubrirte con aroma de estrellas.

Tan solo tienes un instante de luz
en la noche infinita. Quieres atraparlo;
se pierde como eco en tu cabeza.
Una niebla metálica te atraviesa.

Sin rostro; sin brillo en los ojos
se detiene tu vida en el viejo sillón,
frente a la ventana sin horizonte.

En la puerta sin retorno
esperas como el árbol seco
que te arrastre la corriente.

Una lágrima recorre tu rostro.
Es la lluvia de tu alma
que regresa a la tierra dormida.

 


OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA A DIANA SEIJAS Y NACHO GILI:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *