Vehículos singulares, 189: Rafael Sabatel y su Seat 800 de 1965

A la tercera fue la vencida. Hasta su materialización este reportaje del Seat 800 de 1965, propiedad del pediatra granadino jubilado Rafael Sabatel Bueno y de su esposa Gertudis, tuvo dos intentos anteriores. Por fin, a mediados de noviembre, Rafael se animó a sacarlo de su cochera de la calle San Vicente Ferrer, cerca de Portón de Tejeiro, una semana antes de que pasase la ITV, para mostrarlo en movimiento. Aunque el trayecto fue corto pues llegó hasta la conocida popularmente como rotonda del Helicóptero, tuvimos la ocasión de comprobar que este modelo, por su exclusividad, captaba la atención de muchos viandantes, e incluso alguno quiso hacerse fotos junto a él. Tras el rodaje volvió a su cochera y ya en su domicilio el matrimonio nos contó algunas curiosidades del vehículo y su deseo de que sea adquirido por algún amante de los vehículos clásicos o de algún museo.

Logo del Seat 800 ::A.A.

Cuando lo compraron en mayo de 1965, Rafael y Gertrudis lo tuvieron claro, querían un 600 con cuatro puertas «por comodidad, sobre todo», para que cuando sus tres hijos tuvieran que subir no fuera necesario hacerlo por la puerta delantera y bajando el asiento. Por entonces, él compaginaba su trabajo como médico especialista en Pediatría y Puericultura con la de profesor en la Cátedra de Pediatría en la Facultad de Medicina. Para el desarrollo de ambas actividades utilizaba este vehículo de los que recuerda podía haber circulando otros dos o tres. Ella, licenciada en Historia del Arte y pintora, le encantaban los coches desde su niñez pues ya disfrutaba conduciendo los autos locos en la Feria. A finales de los 60 se sacó el carnet de conducir, convirtiéndose en una de las primeras mujeres que se ponía al volante en Granada, causando expectación en Alfacar, cada vez que se acercaba conduciendo el Seat 800 a la casa que el matrimonio posee en este pueblo. Nos cuenta que «siempre he sido una forofa de los coches y cuando subía a Alfacar la gente se asomaba para verme pues era poco frecuente ver a una mujer conduciendo. También me decidí a sacarme el carnet después de un viaje a Algeciras en el que, a la vuelta, mi marido se sintió indispuesto».

Salpicadero del  Seat 800 de 1965 :: A.A.

Por su parte, Rafael explica que siempre le ha gustado mucho el deporte por lo que también empleaba el coche para ir al estadio a jugar a baloncesto, a la piscina de Arabial donde practicaba natación o al complejo Núñez Blanca. Ambos se muestran contentos de haber conservado hasta ahora el que fuera su primer coche. No recuerda si fue en el concesionario de Seat del Camino Ronda donde lo adquirió, pero sí que la tapicería es la original pues fue comprarlo y ponerle una funda protectora. «En Granada había otro del mismo color pero ya hace años que no lo veo», explica Rafael antes de añadir que cada año pasa la ITV «estupendamente, pues todas las semanas bajo a la cochera, lo arranco y caliento el motor». Así mismo, le han puesto cinturones seguridad y retrovisores pequeñitos. También que siempre lo ha conducido pero desde que le operaron de la rodilla es su mujer quien lo lleva a las instalaciones de Peligros pues «le gustan mucho los coches y conduce muy bien». Cuando los niños se hicieron mayores y necesitaron un vehículo más grande compraron un Seat 1430, que vendieron a un fontanero de Alfacar que lo utiliza en concentraciones de coches antiguos. Presumen de tenerlo bien conservado pues, «siempre ha dormido en cochera» y como anécdota cuentan la vez que se lo robaron a uno de sus hijos en la Facultad de Medicina y que tras denunciar el robo por la noche les llamó la Guardia Civil para informarles que había aparecido por Albolote. «Lo único que nos quitaron fue una barandilla que había colocado a la bandeja para que no se cayeran las cosas», aclara.

Vista del Seat 800 de Rafael Sabater ::A.A.

El SEAT 600 de cuatro puertas

Pablo Murillo, cofundador y primer vicepresidente del Club SEAT 800 de España publicaba, tras cinco años de trabajo, un libro que lleva por título ‘SEAT 800, el 600 de cuatro puertas (1964-1967)’ (UNO Ed.). Según la información recogida y los datos de la ficha técnica este modelo fabricado en la empresa Carrocerías Costa, de Tarrasa (Barcelona) tiene un motor de 4 cilindros en línea, refrigerado por agua. Su cilindrada es de 767 cc y su potencia de 7 caballos fiscales que equivalen a 29 CV SAE a 4800 rpm. Con tracción trasera y cambio manual de cuatro velocidades, con 1ª sin sincronizar y marcha atrás. El embrague es monodisco en seco, con mando por cable. Sus dimensiones son: 3475 mm de largo × 1380 ancho × 1350 mm de alto y su peso de 735 kg. Cuenta con un depósito para gasolina de 27 litros, siendo el consumo medio de 8 litros a los cien kilómetros y la velocidad media que alcanza es de 108 km/h. Esta versión con carrocería de cuatro puertas del SEAT 600, -con 18 centímetros más que el 600-, no tenía homólogo italiano y surgió del intento de competir con el Citroën 2CV y el Renault 4. En España cuenta desde abril de 2009 con un Club Nacional de este modelo con sede en Santo Ángel (Murcia) que organiza actividades y concentraciones periódicas en distintos ciudades. Entre 1964 y 1967 se fabricaron 18.200 unidades de este vehículo, siendo su precio final en 1966 de 90.257 pesetas (542,46 €). Se calcula que en España pueden conservarse unas 300-400 unidades de este modelo. Como curiosidad indicar que el protagonista de la serie española ‘Cuéntame’ conduce un SEAT 800 en su tercera temporada.

Próxima entrega: Antonio Jesús Órpez y su furgoneta Volkswagen T1 de 1973

VER VÍDEO EN CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *