Vehículos singulares, 192: Juan Sánchez Vargas y su MG Cabrio Migdet de 1978

Juan Sánchez Vargas, es granadino, más concretamente «nacido y criado en el Sacromonte». Tiene 63 años y «toda su vida» ha sido transportista de camiones, profesión que también ha heredado de su familia. Reside en Belicena donde dispone de tres camiones y otra serie de vehículos, junto con su MGA Cabrio Migdet 1500 de 1978.

Su afición por los vehículos clásicos le ha llevado a comprar y restaurar un Seat 1430, una Vespa con 39 años y un Mercedes. «La afición me viene desde que estuve en Barcelona. Allí tuve varios coches y cuando regresé comencé a comprar siendo el primero este MG descapotable, el primero», comenta antes de añadir su curioso origen pues al parecer trajeron diez coches de esta marca a Sevilla para el rodaje de una película de Rocío Dúrcal, cuyo título no pudo indicarnos al no recordarlo. La cuestión es que le gustó tanto que no paró hasta comprar uno. «Fuí con uno de mis camiones y me lo traje. Luego lo restauré totalmente con mis manos, lo pinté de rojo y hasta hoy». De esto hace, aproximadamente, una década.

Quedamos con Juan en su casa de Belicena y desde allí tomamos la carretera de Santa Fe para que, como es habitual, Ángel García Tamayo pudiera grabarlo en movimiento. Tras andar varios kilómetros, hacemos una parada en la explanada del Cortijo de las Cañas pues muy cerca hay una pequeña ermita. Los caseros nos cuentan amablemente que es la ermita del Santo Cristo de las Cañas y que es de carácter privado. Situada entre dos grandes castaños de más cien años de antigüedad, uno de los cuales ha sido podado entero, esta ermita según hemos averiguado se abre al público el Viernes Santo a las tres de la tarde, al tiempo que se toca la campana y se realizan una serie de rezos. Según la leyenda después se piden tres deseos, los cuales son concedidos por el Cristo de las Cañas. Al parecer en tiempos de sequía los vecinos de Belicena procesionan a la imagen de patrón, San Marcos, hasta la Ermita para pedirle al Cristo que llueva. Los fundadores y patronos de esta ermita fueron el capitán retirado D. Jerónimo del Pozo Romero Afán de Rivera y Doña Secundina de la Vega y Vera, su mujer. Tras hacer las fotos de costumbre y con una espléndida panorámica de Sierra Nevada continuamos con la historia del MG Cabrio del que su propietario nos cuenta que cuando llegó a sus manos «estaba de pena pues las puertas no cerraban, venía podrido, le tuve que quitar el cárter, le saqué los pistones por abajo, le puse segmentos, calefacción, faros y relojes nuevos. La restauración me costó por lo menos dos os tres años».

Salpicadero del MG Cabrio Migdet de 1978 :: ANTONIO ARENAS

Aparte del trabajo nos interesamos por el precio que tuvo que abonar a lo que nos responde que lo compró «por unos 400 euros pero le tuve que echar alrededor de 8.000 euros encima pues hubo que pedir todas las piezas a Barcelona pues no las encontraba ni en Granada ni en Andalucía». También explica que tuvo muchos mareos a la hora de poder declararlo como histórico. «Me lo echaron para atrás en varias ocasiones y tuve que llevarlo a Armilla para que le grabaran el número del chasis», señala antes de añadir que estos trámites le costaron cerca de 2.000 euros, entre los gastos de perito y el papeleo de Trafico y Hacienda. Afortunadamente el 14 de abril de 2009 ya estaba todo resuelto y el coche como nuevo. Para concretar los datos del vehículo nos facilita la tarjeta técnica en la que se indica que este modelo dispone de dos asientos y su tara es de 941 kg. En cuanto a sus dimensiones se especifica que su altura es de 1200 mm, su anchura de 1400 mm y su longitud de 3360 mm. Cuenta con motor de 4 cilindros y 1491 cc. Su potencia fiscal es de 11,12 que equivale a 57 CV a lo que su propietario añade que «estos coches derrapan pero no vuelcan y su consumo no lo he calculado, pero anda bastantes kilómetros». Suele utilizarlo para viajar por El Temple, La Alpujarra y la comarca de Guadix con un grupo de amigos de Albolote.

Vista de la parte posterior del vehículo de Juan Sánchez ::A.A.

Se fabricaron 74.000 MG Midget 1500 entre 1974 y 1980

Del salpicadero nos llama la atención la doble medición del cuentakilómentros en millas y kilómetros. También la posibilidad de colocarle la capota cosa que solo ha hecho una vez pues le sorprendió una tormenta al regreso de uno de sus viajes. Como otros vehículos de similares características reconoce que para subir y bajar de él es bastante incómodo también que «es muy brusco en los baches, pues lleva ballesta atrás y adelante, muelles». Según tiene conocimiento otro del mismo modelo tiene el propietario de Cristalería Escudero de Granada. Este roadster de dos puertas se estuvo fabricando en la factoría de Abingdon (Inglaterra) entre 1961 y 1980, período durante el cual se fabricaron cuatro versiones: MG Midget MkI (1961–64), MG Midget MkII (1964–66), MG Midget MkIII (1966–74) y MG Midget 1500 (1974–80). A estos últimos, para cumplir con las regulaciones federales de los EE. UU., se agregaron grandes parachoques de plástico negro en la parte delantera y trasera y se aumentaron las alturas de marcha que requirió la colocación de barras estabilizadoras para que el centro de gravedad quedara más alto. El motor de la Serie A fue reemplazado por el motor SC estándar de 1493 cc del Triumph Spitfire. El último automóvil se fabricó el 7 de diciembre de 1979, después de que se hubieran fabricado 73.899 de la última versión. De ellos, los últimos 500 autos del mercado interior fueron pintados de negro.

Próxima entrega: Felipe Gómez y sus Vespas 160 y 75 de los años 60

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *