Vehículos singulares, 195: Francisco J. Almirón y su Pontiac Firebird Formula de 1988

Corría el año 1967 cuando el fabricante de Pontiac puso en el mercado el primer modelo del vehículo de alto rendimiento Firebird, ofreciendo al público cuatro versiones distintas: Pontiac Firebird Sprint, 326, High Output (HO) y el 400, siendo este último el más potente de esta lista pues estaba equipado con un motor V8 que con un carburador de cuatro gargantas alcanzaba los 325CV. A esta primera generación le sucederían otras tres pues no ha cesado de incorporar innovaciones buscando un vehículo mas rápido, manejable y moderno que cualquier opción de la competencia, siendo la principal, la del Chevrolet Camaro con el que casualmente compartía parte de su carrocería.

 

A principio de la década de los 70 se fabricaban el Firebird básico, Firebird Esprit, Firebird Formula y el Firebird Trans AM. Sería en el año 73 cuando aparecería por primera vez el logotipo del ‘Pájaro de fuego’ en el capó del vehículo deportivo Pontiac Firebird Trans AM. En estos años la crisis del petróleo hizo que los vehículos montaran motores menos potentes. En el año 1982 comenzó la tercera generación que se estuvo fabricando hasta 1992 en la planta de Van Nuys, en California (EEUU). Por azares de la vida y deseo de su dueño, Francisco Javier Almirón Núñez, uno de estos vehículos ha venido a parar a la localidad granadina de Huétor Tájar.

Y allá que nos desplazamos para conocer más detalles de este vehículo y de su propietario. Francisco Javier nació en Cataluña. Hijo de una hueteña que emigró con su familia a la temprana edad de cuatro años quiso que pasado el tiempo se casara con un lojeño que decidieran retornar cuando Francisco Javier tenía la misma edad que su madre cuando se marchó de tierras granadinas. «Es un Pontiac Firebird Formula 305 C.I. (pulgada cúbica), hard top (techo duro), 5.0 L V8 TBI, Throttel Body Injection o Inyección del cuerpo del acelerador. Tiene un motor de 154 kw/210cv y es del año 1988», comenta su propietario al que conocimos en la segunda concentración de Coches Americanos del Sur celebrada el 16 de septiembre de 2018, en el Centro Comercial Nevada Shopping de Armilla (Granada). Continua contando que llegó a sus manos hace cinco años y medio aproximadamente. Después comenta que desde que era niño le gustaban este tipo de coche afición que cree tiene su origen en su afición por la serie ‘El coche fantástico’ por lo que desde pequeño ya soñaba con tener uno de estos deportivos.

Interior del Pontiac Firebird Formula de Francisco Javier Almirón Núñez :: A. ARENAS

Buscando por Internet lo encontró finalmente en Cartagena (Murcia) y de allí se lo trajo. Sabe que el coche llegó a España en 1995. Su estado era bastante bueno pues «no había sido maltratado» pese a lo cual, como es habitual requirió el arreglo o sustitución de algunas piezas como la colocación de dos colas del escape y el silencioso de atrás. También le cambió aceite y el líquido de frenos, las pastillas, latiguillos y le puso neumáticos nuevos. «A mi me costó 3.800 euros que con la transferencia serían unos 4.000 €. Ahora los ves en Internet a 6.000 o 7000 euros, hay algunos que lo ponen hasta 9.000-10.000 pero esos ya están saliendo del precio. Luego yo me gasté más de mil euros en ponerlo a punto», señala antes de añadir que de esta marca y modelo quedan muy pocos. En la actualidad el cuentakilómetros marca 91.500 millas de las que él, en este lustro que lleva en su poder, le habrá hecho unas 1.500 millas, principalmente en las salidas y concentraciones de clásicos y racing. «Estos coches tienen un encanto muy grande a la hora de conducirlo. Poseen un motor muy potente pero no son coches que corran mucho. Sus dimensiones son 1263 mm de altura, de anchura 1838 mm y longitud de 4956 mm. Con dos puertas y capacidad para cuatro plazas, tiene un consumo aproximado de entre 12 y 14 litros a los 100 km. Con él ha asistido su dueño a varias concentraciones celebradas en Jaén, capital, Frigiliana (Málaga), El Chaparral (Albolote) y las dos del centro comercial Nevada.

Vista trasera del Pontiac Firebird Formula de 1988, en un paraje de Huétor Tájar :: A.  ARENAS

Un coche de lo más fantástico

El coche de Francisco Javier Almirón ha tenido numerosas oportunidades de salir en la pantalla. Por citar algunas de las más conocidas diremos que el protagonista de la película ‘Cannonball’ (1976), David Carradine, maneja un Pontiac de la primera generación de color rojo. Ese mismo año la cantante Madona utiliza un Pontiac en el videoclip ‘What it feels like for a girl’, en tanto que Lady Gaga sale bailando sobre el techo, alrededor y dentro de un Trans Am Firebird en su videoclip ‘Marry the night’ o Miley Cyrus baja de un Pontiac Firebird negro, al comienzo de su vídeo musical ‘Party in the U.S.A’. También aparece un Firebird Trans Am negro, en ‘Los caraduras’ (1977). Y un modelo de 1982 se convirtió en Kitt, en el ‘El coche fantástico’ para lo que hubo que incorporarle algunos aparatos para la serie. Igualmente aparece un Pontiac Trans Am Firebird de 1979 de color negro en la segunda parte de ‘Rocky’ al igual que en ‘American Pie, 3’ en el que el coche de Stiffler es un Pontiac Firebird negro de 1980. Otra curiosidad es que en los dibujos animados ‘Los Simpson’, el automóvil de Apu es un Firebird de 1977. También se pueden ver vehículos de esta marca en la serie de televisión ‘Dexter’, en su temporada 6 y en la película ‘Sonámbulos’ de Stephen King, entre otras.

Próxima entrega: I Quedada coches clásicos Dúrcal San Blas

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *