Rafael Bailón Ruiz: «A la espera de ser escuchado»

Cierto es que la vida es un continuo reto, enfrentarse a situaciones nada fáciles que hemos de saber afrontar. En este sentido, vivimos en un continuo proceso de enseñanza- aprendizaje. A todos aquellos SERES, poco dados a la HUMILDAD, les diría que sean capaces de EMPATIZAR y aprender de otros. Dejemos a un lado la LEY DEL TALIÓN: “¡Ojo por ojo y diente por diente!” ¿Cómo podemos convivir con PERSONAJILLOS que se alegran de las desgracias ajenas?

¿Cómo pueden existir INDIVIDUOS carentes de valores? ¿Realmente se puede disfrutar alegrándose de la caída de nuestros prójimos?

Aboguemos por un proceso de transformación tan ético como necesario. A quienes son capaces de convertir las mentiras en su mísero y triste instrumento de VIDA, les pediría que se miren por dentro (un proceso de INTROSPECCIÓN les permitiría ver el tipo de persona que han forjado y las consecuencias que de sus actos se derivan).

De la misma forma, insto a un abandono de la soberbia, de la discriminación por razones raciales, intelectuales o de género. Emplazo a los hombres y mujeres modélicos a dar un paso al frente y convertirse en MODELOS DE ACTUACIÓN, en espejos para los que poco o nada ofrecen con sus conductas.

Graben en sus mentes conceptos que quizás pocas veces han aplicado: TOLERANCIA, SOLIDARIDAD, IGUALDAD, BONDAD, GENEROSIDAD Ó VERDAD.

No me olvido del POLÍTICO CAMASTRÓN (ese SER ACOMODADO que evidencia cambios significativos a nivel externo e interno, tras su largo periplo en el poder). A los DIRIGENTES (sin especificar o inclinarme por uno u otro color político), vuelvo a dirigirme una vez más para solicitar por su parte TRABAJO.

Les pido a todos los cargos políticos COMPROMISO, CERCANÍA con el ciudadano, HONRADEZ, CUMPLIR las promesas años realizadas años atrás en las campañas o asumir las responsabilidades que sus tareas llevan aparejadas.

El ciudadano necesita copiar comportamientos modélicos y no ver cómo los líderes a los que votaron se llenan los bolsillos e ignoran lo que prometieron.

Necesitamos EDUCAR a una sociedad que muestra importantes y preocupantes LAGUNAS, pero las ALTAS ESFERAS no pueden ser excluidas en esta primordial tarea.

Que estas líneas no caigan en saco roto.

 

Ver más artículos de:

Rafael Bailón Ruiz
Profesor de ESO

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *