Franchu Medialdea: «Los pintores somos todos ladrones de imágenes y emociones»

 

El Hotel Victoria, los Tristes, la plaza Bibrambla, rincones del Albaicín y del Realejo y muchos cuadros inspirados en la Carrera del Darro, especialmente en las proximidades del puente de Cabrera, es lo que se van a encontrar las personas que en estos días se acerquen por la Galería de Arte Ceferino Navarro. Todas estas obras con un toque personal y la firma de Francisco Jesús -Franchu- Medialdea (Úbeda, 1974), un pintor formado artisticamente en esta ciudad a la que le gusta volver siempre que puede. Explica que esta exposición se podría haber llamado ‘Vuelvo a Granada’, pues aunque nació en Úbeda por circunstancias de la vida se ha criado en Andújar y formado en Granada donde realizó estudios universitarios y donde ha residido quince años compartiendo piso e inquietudes artísticas con el pintor Paco Carreño, y otros amigos como Pablo Ruiz, Eugenio Ocaña, Leo,…

Franchu Medialdea expone en la Galería de Arte ‘Ceferino Navarro’ hasta el 20 de marzo :: A. ARENAS

También que por razones laborales de su mujer se ha afincado en Málaga donde desarrolla su actividad artística sin perder su contacto con Granada. Su interés por el dibujo y la pintura arranca en su niñez y se continuó en su etapa de instituto. Cuenta que empezó decorando bares y le fue muy bien en la Facultad de Bellas Artes, donde tuvo la suerte de que ciertos acontecimientos le lanzaran al mercado y le permitiese ver que podía vivir de su trabajo. En la actualidad, además de pintar, imparte clases de pintura en Benamáldena. En total son 35 obras de temática netamente granadina, la mayoría realizadas en técnica mixta sobre madera, las que muestra en esta galería hasta el 20 de marzo.

El artista, entre Paco Carreño y el galerista Ceferino Navarro ::A.ARENAS

Reconoce que se marchó de Granada, «muy académico y cuando estaba empezando mis primeros pinitos más abstractos, pero quizás la gama cromática era todavía muy sobria. Mi manera de ver las cosas me han hecho subir un poco el voltaje. Tenía muchas ganas de volver a Granada mostrando mi manera de ver las cosas. Granada es para mi una fuente de inspiración terrible. Estoy enamorado, sobre todo, de la Carrera del Darro, pues he vivido cosas muy emocionantes de mi vida y porque me parece una de las calles más bonitas del mundo». Manifiesta que le gusta jugar con la naturaleza de por medio y trabajar con sus vivencias. Para él «la memoria es un factor muy importante».

La madre del pintor asistió a la inauguración de la exposición de su hijo ::A. ARENAS

Cuando le consultamos sobre posibles influencias nos sorprende con la siguiente respuesta: «Los pintores somos todos ladrones de imágenes y emociones, mi pintura tiene muchísimas influencias». Lo cierto es que son obras de una gran riqueza cromática y con un sello propio, con referencias a la pintura granadina del siglo XIX y en las que se podrían rastrear muchas influencias concretas. «Mi lenguaje es personal y la gente lo identifica por su abstracción lírica con mucha referencia de figuración. Me gusta mucho especular con el color y hacer disfrutar a la gente», indica antes de reconocer que el color de su paleta que más ha utilizado para estas obras es el magenta, aunque en algunos su tonalidad dervia más hacia el violeta.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *