Antonio Luis Gallardo Medina: «Salobreña, proa blanca de la discordia»

El periódico IDEAL ha sido tribuna abierta el pasado verano para Salobreña, ya que ha sido el pueblo más nombrado y criticado en la sección de Cartas al Director. Por un lado que si el Paseo Marítimo sin terminar, por otro la controversia entre el Presidente de Vecinos de Salomar 2000 y el Sr. Santaella; en esta ocasión, una nueva misiva de la Sra. Zurita Aguilar poniendo a caldo el pueblo, las urbanizaciones y el consistorio municipal, la verdad no han dejado títere con cabeza.  De ahí, que en esta ocasión como nacido y criado en Salobreña y Pregonero de sus Fiestas, me siento en la obligación y devoción de salir al quite de tanta tropelía y querer ver solo las cosas malas y por hacer que tenemos, que por cierto son muchas, pero no seamos tan derrotistas que solo veamos lo negativo.

Salobreña, siempre lo he dicho y escrito ha sido el patito feo de todas las administraciones, local, provincial, autonómica y nacional, hasta el punto de que pueblos cercanos como Motril y Almuñécar se desarrollaban a todos los niveles e infraestructuras, dejando siempre atrás a mi pueblo.

Yo no he votado a la actual alcaldesa, pero quiero recordar que obtuvo mayoría absoluta en las últimas elecciones y aun sin ser de mi agrado, es la alcaldesa elegida democráticamente, por lo que tiene y tendrá mi apoyo durante los cuatro años que dure su mandato y después se quita y se pone otra persona que lo haga mejor.

Sus ideas y ganas por arreglar el pueblo fueron evidentes, aunque no convincentes. Quería como todos, revitalizar el casco antiguo, quería un Centro de Salud nuevo y acorde con los tiempos, quería un nuevo apeadero de autobuses, quería arreglasen el Paseo Marítimo que se llevó los temporales de invierno y era Costas quien debía hacerlo, metió la pata con el derribo de la tapia de Salomar 2000 sin aviso previo, en fin quería muchas cosas y se está en el camino.

Pero por favor, seamos por una vez proactivos, no veamos solo la suciedad y abandono que presenta el pueblo en algunos aspectos. Pensemos que los habitantes del pueblo, en verano se multiplican y todos queremos servicios que pagamos con nuestros impuestos.

Con todo lo expuesto, espero y deseo que poco a poco todas aquellas cosas que la señora alcaldesa quería hacer y se han quedado a mitad de camino, se vayan realizando poco a poco, como se quitó la grúa del Castillo Árabe, como se abrió por fin el Parque de la Fuente, como las aguas de la playa están un poco más limpias, aunque eso creo es mérito de tanto levante como tenemos en verano.

Así, que echemos todos unas manos a esta Proa Blanca de Granada y hagamos por fin que Salobreña brille con luz propia y no sea tan controvertida.

(PD. La foto es una postal de la Salobreña de los años 70, que compré en el estanco de María en la calle Cristo)

  Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *