Mustapha Busfeha García: «Dijeron de Granada, II: Chateaubriand y Victor Hugo»

Ya vamos por el 5º, después de Francisco de Icaza, Shakespeare, Lope de Vega y Dumas. Hoy nos ocuparemos de François-René de Chateaubriand  (1768-1848), diplomático, militar, político y escritor francés al que se considera el padre del Romanticismo en Francia. Sus obras más conocidas: Atala, René, El Genio del Cristianismo, Memorias de ultratumba, Los Mártires etc..

Su cocinero Montmirail fue el que inventó el famoso filete Chateaubriand, grueso filete de solomillo de vaca o ternera para asar, saltear o emparrillar. El autor se lo sirvió por primera vez a su emperador Napoleón.

Sobre GRANADA dice el francés: “Granada es como la novia de cristal de nuestros sueños, todo el que la ve, tiene la ilusión de volver a visitarla”. “Granada, último asilo de la cansada vida. Jardín eterno, muestra vestigios, que aún nos quedan, del paraíso en muy pocos lugares privilegiados de la tierra”.

Víctor Hugo

En sexto lugar nos ocupamos de uno de los más grandes de Francia. Victor Hugo (1802- 1885). El máximo representante del Romanticismo francés – Ya dijo de pequeño- “O soy Chateaubriand o no seré nada”. Poeta, dramaturgo y novelista al mismo tiempo que intelectual y político comprometido con su época; por ello sufrió el exilio durante 20 años bajo el emperador Napoleón III. Su obra poética es inmensa, en cuanto a sus obras de teatro, nos conformaremos con citar : María Tudor, Cromwell, Torquemada, y las geniales, Ruy Blas y Hernani. De sus novelas ¿quién no conoce: Noventa y tres, El último día de un condenado a muerte o Nuestra Señora de Paris o Los Miserables?. El día de su sepelio más de dos millones de personas se echaron a la calle. Fue enterrado entre los más grandes en el Panteón de París. Allí descansan los grandes genios franceses desde Voltaire hasta Simone Veil, enterrada en 2018.

Sobre GRANADA dijo:

“Sea próxima o lejana, española o sarracena, no hay ni una sola ciudad que se atreva con Granada, la bonita, el premio de la belleza. Ni ninguna que despliegue con más gracia más bellos destellos de oriente bajo esfera más serena.

Granada ofusca en todo a sus rivales,canta más graciosamente la indolente y graciosa serenata,pinta sus casas con más ricas luces…

En Granada hay más hechizos que granos rojizos tiene la fruta que hay en los valles.

¡Granada!,¡ Dulce Granada!; ¡ Era la Arabia su abuela!. Arriesgarían un mundo los moros, sólo por ella.

Granada es el tesoro más preciado de España, una despensa de sabores, de olores y de pasión.

No hay ciudad que sin locura / disputar pueda a Granada / la palma de su hermosura.”

¿Alguien da más?

 Ver otros artículos 

de Mustapha Busfeha García,

escritor

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *