José Molina nos abre esta tarde su ‘Caja de memorias’

 

José Molina (Úbeda, 1955) es un profesor jubilado que acaba de publicar el poemario ‘Caja de memorias’ (Ed. Comala). Poemario que presenta en la tarde del jueves en el salón de actos del ayuntamiento de Granada. En dicho acto, la nota musical la pondrá el pianista y compositor, Héctor Eliel Márquez (19:30 h).

Con portada de Leonor Solans y prólogo del escritor Antonio Enrique tituado ‘Poesía de la afirmación y de la vida’ en el que señala que se trata de «una poesía plácida, amable, cercana» al tiempo que destaca cómo en esta ópera prima «el autor no desea entregarnos otro susurro que la plenitud: plenitud de estar vivos, plenitud de ser y estar en el mundo». Poemario que consta de 41 poemas de distinta temática y extensión con las que el autor, como reconoce en el prefacio, «no pretende cambiar nada», aunque para él se han convertido en un alivio «contar cosas, viajar con la palabra, estar presente una y otra vez».

A finales de febrero pasado el poemario se presentaba en la iglesia de San Lorenzo de Úbeda, en el que el ubetense estuvo acompañado por Antonio Ruiz Buenosvinos y Antonio Enrique, quienes ayudaron a desgranar esta obra, en tanto que el leía algunos de los poemas incluidos y tuvo el acompañamiento de la música  de Alberto Navarrete al saxofón.

Y es que la poesía de José Molina viene marcada por el ‘nosotros’. Su poesía es un canto a la vida, poesía afirmativa, poesía de la celebración, poesía que nos dice que «hay cabida en nuestra vida para los sueños». Hasta los silencios son elocuentes, así se comienza a pensar y escribir, contando cosas, viajando con la palabra, estando presente una y otra vez.

Brillante trayectoria profesional

José Molina nació en Úbeda en 1955. Allí realizó sus estudios de primaria y secundaria hasta marchar a Granada en 1972, donde se licenció en Filosofía y Letras (especialidad de Filología Inglesa) en 1977. A partir de ese momento se dedicó a la docencia, siendo primero profesor auxiliar de conversación en el Verdin Comprehensive School de Winsford (Reino Unido) hasta septiembre de 1978, cuando obtuvo vacante como profesor de inglés en Cazorla por dos cursos académicos y posteriormente en el instituto San Juan de la Cruz de Úbeda, centro en el que cursó sus estudios de secundaria. De Úbeda marchó a la provincia de Córdoba, concretamente a la capital un año y a la ciudad de Lucena nueve más hasta que en septiembre de 1991 obtuvo destino en Granada, donde continuó su labor docente durante veinte años.

Los últimos ocho años de su carrera profesional los dedicó, cinco a las tareas de asesor de formación del profesorado en el Centro del Profesorado Granada 1 y tres, antes de su jubilación, a la Jefatura del Servicio de Programas Educativos Internacionales de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, responsable, dentro de la Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado, de los programas educativos internacionales, el programa bilingüe, los auxiliares de conversación, la elaboración de convenios internacionales con los países de los distintos idiomas presentes en el sistema educativo andaluz (inglés, francés, alemán, portugués y chino), la implantación de las enseñanzas del chino a través de las Aulas Confucio, la propuesta de la enseñanza de dos lenguas extranjeras desde el primer ciclo de primaria, y el Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas en Andalucía. En 2015 el Gobierno francés lo nombró Chevalier dans l’Ordre des Palmes Académiques y en 2018 la Fundación César Egido Serrano y el Museo de la Palabra l distinguieron como Embajador del Idioma Español en el mundo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *