Antonio Luis Gallardo Medina: «Los viejos siempre somos culpables»

Hace unos días, el bueno de mi querido maestro Antonio Arenas, alma mater de este IDEAL EN CLASE, me comenta en plan jocoso que soy pesimista por ver siempre la botella medio vacía. Que Andalucía no está a la cola, ni de paro, ni de sanidad y mucho menos en educación. Yo como buen cáncer, vehemente y apasionado, respeto, admiro y aprecio al bueno de Antonio, pero este que es el último relato, por ahora, pues quiero descansar un buen tiempo, son ya 218 relatos y más de cuatro años sin faltar ni un solo domingo. Sigo con mi optimismo a flor de piel y diciendo las cosas como las siento y pienso.

De un tiempo a esta parte se agudiza y se pone en alza el dicho de que casi todo lo que ocurre es por culpa de los pensionistas o personas mayores y la verdad ya estoy hasta el gorro de tanta frase y tanto impresentable que lo único que hace es eludir responsabilidades y carencias en su gestión. Cuando llegan las elecciones todos los políticos se vuelcan en tratar de conseguir nuestro voto, que si pensiones, que si copago farmacéutico, que si ayuda domiciliaria, etc. Pero pasado dicho tiempo electoral ya todo son quejas y culpa nuestra que tal o cual gobierno haya conseguido la presidencia del gobierno de turno. Otros, incluso llegan más lejos y nos acusan de no saber leer y elegir la papeleta equivocada, lógicamente no es la suya. Algunos políticos, otrora de izquierdas proclaman que como vivimos más años es culpa nuestro el desfase de cuentas y presupuestos; claro antes vestían de pana y ahora lo hacen con trajes de alpaca.

Alguien ha dicho algo, ha puesto el grito en el cielo, los sindicatos dicen algo, protestan por tan desigual trato. Para nada, están calladitos como salve sean algunas voces. Les han callado con la firma del convenio del aumento del salario mínimo para los próximos años. Mientras todo esto ocurre, nosotros los pensionistas tenemos que soportar y cerrar los dientes una vez más, para hacer de tripas corazón y salir adelante con una exigua pensión, dependiendo de los casos y dar gracias al gobierno de turno, como si tuvieran algún detalle con nosotros. Miren ustedes, señores políticos del gobierno y de la oposición, cuándo se van a dar cuenta de una puñetera vez que la pensión es un derecho adquirido de cualquier trabajador, que como en mi caso han estado cotizando durante 35 años para ahora, en el ocaso de su vida, tener cierta dignidad de vida.

Que ya estamos hartos de sus cartas de felicitación por el aumento del 0,25% cada año, que hemos soportado; ahora han subido según el IPC y parece que han descubierto la pólvora. Que el día que los jubilados digan basta! Aquí va a temblar hasta el tato, pues la desesperación y aguante tiene un límite y ustedes y sus corruptelas están haciendo que perdamos las ganas de seguir el guion y tal vez se cambie el título de la película. Quien avisa no es traidor y todos ustedes ya hace tiempo que están siendo avisados por activa y por pasiva, así que arrieros somos.

(P.D.  Agradecer la deferencia que han tenido todos estos años para con este jubilado y decirles que cuando sea nos volveremos a ver aquí, en nuestro querido IDEAL EN CLASE  y con el bueno de Antonio Arenas).

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *