Rafael Bailón: «Disfruten en familia»

El próximo 15 de mayo es el “Día Internacional de las Familias”. La ONU considera la familia como unidad básica de la vida social. Existen diversos clases de familia, y , sea como fuere cada una de ellas, debiéramos potenciar dicho concepto. No quiero aludir a una mera efeméride, pues soy poco dado a celebrar por celebrar. 

Cierto es que son muchas las fechas que inundan nuestro calendario de festividades, actos reivindicativos o días “simplemente comerciales” (aquí reina San Valentín).

¿Por qué hemos de alzar la voz por aquello en lo que creemos una vez al año?

¿Por qué no lo hacemos cada día tanto en la esfera pública como en la privada?

Brindar el soporte y la ayuda para avanzar en la vida son tareas o papeles que han de desempeñar las familias.

Hay que retrotraerse hasta 1993 para poder encontrar el origen de esta fecha. El 20 de septiembre de ese año, la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante resolución (47/237), tomó la decisión de que cada 15 de mayo se celebrara el Día Internacional de las Familias.

Amigos lectores, les invito a vivir momentos de alegría junto a sus progenitores. A quienes son padres o madres hagan lo propio con sus hijos.
Brindad cariño, protección y cuidados. De la misma forma, olvidad los malos momentos o rencillas que por el “maldito orgullo” pudieron enquistarse.

El padre o la madre debe saber conducir a sus pequeños, forjar ciudadanos con “valores” (una palabra que parece haber sido olvidada por muchos/as). Enseñemos reglas de comportamiento o actitudes recomendables para construir un mundo más justo y humano.

Seamos pacientes y aprovechemos cada segundo con nuestra familia. En este sentido, las familias deben jugar un papel cohesionador entre sus miembros, por lo que debiéramos colaborar todos para que este hecho se lleve a cabo de la mejor manera posible.

Por último, respetemos y no juzguemos el tipo de familia que representan nuestros vecinos o conocidos. Promovamos la igualdad y combatamos aquellas leyes discriminatorias existentes aún en muchos países. Celebremos la diversidad familiar presente en la sociedad y erradiquemos comentarios más propios de la Edad Media que de los tiempos que corren.

Esperando que mis peticiones no caigan en saco roto, disfruten de su familia.

Ver más artículos de:

Rafael Bailón Ruiz

Profesor del IES Ribera del Fardes

(Purullena, Granada)

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *