Juan Torres Colomera: «La acción de ‘Los crímenes del agua’ se desarrolla en Granada pero también en Almería y otra ligerísima parte en Jaén»

El 30 de octubre de 2014, el almeriense-granadino, Juan Torres Colomera, almeriense por nacimiento y granadino por devoción y residencia, presentaba en la sede de la Asociación de la Prensa de Granada, ‘Asesinato en la Alhambra’ (Ed. Nazarí). Ahora este periodista y escritor, decenas de artículos después sobre el Granada CF pues colabora con artículos de Opinión en las páginas de Deportes de IDEAL ha publicado la que es su tercera novela ‘Los crímenes del agua’ (Ed.PG) que presenta el jueves, 6 de junio, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada, donde le acompañarán Miguel Mendoza Terón, presidenta de ACRECA; el crítico literario, Paolo Remorini y el presidente de Punica Granatum A.C. y responsable editorial, Anxo do Rego (20 h). Para conocer más detalles de este autor y su obra le hemos pedido que nos busque un hueco en su agenda y aquí está con nosotros.

– ¿Qué tal, Juan?
– Hola, Antonio, muy buenas. Encantado de volver a verte.

– Decir que Juan Torres Colomera, además de Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Granada y colaborador en prensa, ha sido periodista radiofónico ¿Mantiene algún contacto con este medio?
– Sí, afortunadamente. Aunque yo ya estoy retirado sigo haciendo mis cosillas para entretenerme y no perder el contacto con los medios. Procuro asistir a las tertulias que me invitan, sobre todo deportivas, para hablar de la situación del Granada CF principalmente y de los deportes en general. La radio es una de mis pasiones.

– ‘La jaula de plomo (Arráez Editores, 2011) fue su bautizo en el mundo de la narrativa -aunque ya había escrito con anterioridad relatos cortos- al que siguió ‘Asesinato en la Alhambra'(Ed. Nazarí, 2014) con la que se adentró en el apasionante género policíaco que continua ahora con ‘Los crímenes del agua’ ¿Le ha cogido el gustillo a este género?
– Yo te diría que sí. Recuerdo que cuando me entrevistaste con ‘Asesinato en la Alhambra’ te dije que pensaba en otros géneros pero nunca en la novela negra. Esta obra para mi fue una sorpresa que surgiera de esa manera, a partir de una idea que dió lugar a la novela. Es verdad que con ‘Los crímenes del agua’ me siento cómodo. Como dices le he tomado el gustillo.

– También puede ser que se haya encariñado con sus protagonistas, los inspectores de homicidios Mario Narváez y Arturo Molina ¿Es así?
– Así es. Aunque el lector no se lo imagine el autor de una novela convive mucho con los personajes. Narváez y Molina forman parte de mi familia que permanentemente andan deambulando por mi casa. Llegas a tomarle afecto. Parece una paradoja pero es cierto y te sientes a gusto cuando estás con los personajes de una novela. Evidentemente eso tiene también un sobre esfuerzo pues a veces tienes que desconectar de ellos y muchas veces cuesta trabajo.

– ¿Por qué la ha títulado ‘Los crímenes del agua’?
– Bueno, evidentemente porque el agua está presente en la historia. Además, el plural dice que hay más de un asesinato. Aunque la mayoría de la acción se desarrolla en Granada, también es cierto que he puesto a viajar a los inspectores y en uno de esos viajes estaba cerca el agua.

– ¿Qué otros personajes acompañan a sus inspectores de policía en esta segunda entrega?
– Desvelar el contenido de una novela policíaca es complicado, pero sí te diré que son personajes que la trama en sí lo ha requerido. Son personajes de la vida real que conviven con nosotros cada día y que tienen sus contradicciones. Como seres humanos que son personajes en los que anidan cierta venganza, donde la inocencia también está presente. Donde la delgada línea que hay entre el comportamiento normal, aceptado por la sociedad, se puede romper en un momento determinado determinado y pasar al otro lado, poniéndose al otro lado de la ley o cometiendo una atrocidad. De todo eso que está en la vida real es lo que trata el contenido de esta novela y los personajes están inmersos en ese tipo de contradicciones que la vida misma nos presenta cada día. El dicho tan popular de que la realidad supera a la ficción, creo que en este momento la supera más aún que hace unos años. Cuando uno lee la prensa te sorprende que lo que uno lee es superior a lo que pueda imaginar.

¿Dónde está ambientada esta novela? La fotografía de la portada, obra de Juan Torres Belmonte, imginamos que su hijo, pues podría ser de la costa granadina o almeriense,…
– Bueno, es el mar y en este caso el mar es de Almería, aunque la mayoría de la acción se desarrolla en Granada pero también es verdad que hay una parte en Almería y otra ligerísima parte en Jaén, es decir que los inspectores se han movido un poco por Andalucía Oriental.

Juan Torres Colomera, autor de ‘Los crímenes del agua’ (Ed. PG) :: ANTONIO ARENAS

– ¿Es esta tierra un buen escenario para novelas policíacas?
– Sí lo es, aunque escenarios para una novela policíaca son todos pues en todos los lugares pueden suceder cosas extrañas y las estamos viendo, como he dicho antes. Es cierto que Granada, que es donde se desarrolla la mayor parte de la acción, es una ciudad que por su historia, su monumentalidad, y, sobre todo por el embrujo propicia mucho que se desarrolle la imaginación de un creado, en este caso de una historia novelada. Granada es una ciudad que ayuda mucho a inspirarse. Yo me siento cómodo haciendo convivir a mis personajes en este entorno. Almería también favorece el desarrollo de la imaginación en este sentido.

– ¿Y que nos puede decir del espacio temporal pues sabemos que se trata de una novela contemporánea?
– La novela se desarrolla en estos tiempos por lo que es una novela actual.

– ¿Que nos puede adelantar de la trama, sin destripar la obra, por supuesto?
– Desvelar la trama es muy complicado. Si nos atenemos a la sinopsis de la novela resulta que un sacerdorte es asesinado junto al río Genil, mientras hacía deporte en una tarde de otoño. Esto lleva a una serie de investigaciones en referencia a otros casos que había sucedido en la ciudad lo que va complicándole la vida a los inspectores de policía. De la muerte de ese sacerdote parte la trama y hasta aquí puedo contar…

– El hecho de que sea sacerdote ¿tiene alguna motivación?
– No, es simple casualidad. Podría haber sido otro tipo de persona o de profesional

– ¿Hasta qué punto son importantes también los escenarios interiores de los protagonistas? Lo decimos por la relevancia que concede a la introspección de los personajes principales…
– Para mí tiene mucha importancia porque tal y como concibo yo una historia de ficción pues procuro que para el lector sea creíble. Hacer prototipos de personajes que no tengan en el fondo una realidad personal pues no convencen al lector. En este caso hablamos de un policía que es un ser humano que se enfrenta a un caso lo hace con su vida propia y no puede dejar su vida personal en casa y convertirse solo en policía. Él lleva su carga emocional con sus problemas y sus virtudes como cualquier ser humano. si se le añade que es una profesión de riesgos que están cada día enfrentándose al peligro pues la carga emocional es muy importante. Ellos lo viven junto con su profesión y por eso le doy esa importancia a la vida personal de los personajes. Son personas, no son robots.

– ¿Dónde se puede conseguir esta obra?
– La novela está ya en las librerías más importantes de Granada (Picasso, Babel,…) y también se puede conseguir a través de la editorial

– Desde el punto de vista lingüístico, ¿cuál ha sido su máxima preocupación?
– Cada autor tiene una forma de escribir y eso nos lleva a un tipo de literatura. Yo no sabría definirme como autor para eso están los lectores. Creo que escribo como me dicta mi pensamiento y como entiendo que puede ser cautivador para despertar el interés en el lector. Como se suele decir yo escribo para mi pero también estoy pensando en los lectores. Por decirte algo, mi literatura sería un poco impresionista, pienso yo, porque me gusta detallar las situaciones, el ambiente, los personajes,… lo cual tiene un poco de impresionismo literario.

– ¿Qué le han dicho sus primeros lectores, entre ellos Jesús Lens?
– Jesús aparte de amigo y compañero de trabajo durante muchos años es uno de los primeros lectores. Ha leído los manuscritos de las tres novelas que he escrito y siempre me ha aconsejado y dado su opinión que yo siempre valoro y si escribo la tercera entrega -que ya estoy en ello- también la leerá. También Juan Álvarez, aficionado a la literatura, está continuamente asesorándome por lo que les estoy muy agradecido a los dos.

– Para terminar ¿Nos puede adelantar algo de la tercera parte?
– Sí, que los inspectores han cumplido años: Nárvaez está al borde de la jubilación cuando se le presenta un nuevo caso que no esperaba y que seguramente se desarrolle todo en Granada.

– Muchas gracias y mucho éxito en su nueva aventura literaria.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *