Ramón Burgos: «Cuesta abajo»

Aunque no lo podáis creer –lo plausible se disfraza muchas veces de incertidumbre–, la noticia de una determinada prueba deportiva (bajar de Sierra Nevada a Granada, en lugar de subir desde la capital a las cumbres del macizo, como se venía haciendo hasta ahora), con la intención de obtener un nuevo Guinness World Records, ha propiciado que desempolve de mi biblioteca una novela del que fuera tres veces rector de la Universidad de Salamanca.

 

Lo escribía Miguel de Unamuno en su ‘Tía Tula’: «Lo que acaso alguien crea que diferencia a santa Teresa de Don Quijote, es que este, el Caballero (…), se puso en ridículo y fue el ludibrio y juguete de padres y madres, de zánganos y de reinas; pero ¿es que santa Teresa escapó al ridículo?…».

En la narración, el levirato –“ley mosaica, que obliga al hermano del que murió sin hijos a casarse con la viuda”– hace de hilo conductor de una trama que entiendo se asemeja no sólo al cambio propuesto de “subir” por “bajar”, sino también a la necesidad muy actual de adaptarse a la realidad social imperante.

Pese a que no puedo negar la dificultad que conlleva la acomodación a cualquier “descenso” –sea del tipo que sea–, al menos yo, siempre he preferido apostar por la estabilidad sin “inventos (ni siquiera) con gaseosa”, pues, al final, las burbujas necesariamente cosquillean nuestras narices.

A estas alturas, ya habréis entendido que lo que realmente ronda en mi cabeza no es tanto pormenorizar la razón del nuevo evento deportivo, como detallar la situación pos-electoral en los municipios de nuestra provincia: el pacto por el pacto, o, mejor dicho, el siempre condicionado “pacto inter pares”.

Acordémonos de las primeras elecciones democráticas y sus consecuencias en, por ejemplo, los ayuntamientos andaluces… Acordémonos de aquel Sevilla por Granada… Acordémonos de las secuelas sobrevenidas.

¿Nos estamos jugando un futuro cierto, lleno de esperanzas, por ambiciones partidistas o, lo que sería peor aún, por evitar que algunos de los elegidos no se tengan que bajar del candelero adquirido tiempo atrás?

Leer más artículos

de

Ramón Burgos
Periodista

Compartir:

Deja un comentario en: “Ramón Burgos: «Cuesta abajo»

Responder a Alfonso Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *