Exposición de pintura de Juan Miguel Torres Ruiz en el Colegio de Farmacéuticos de Granada

Entrar en una sala del Colegio Farmacéutico de Granada, donde resplandecen con toda brillantez cincuenta y siete obras del pintor Juan Miguel Torres Ruiz, es trasladarse a un lugar donde el lenguaje poético se manifiesta, en todo lo que allí se encuentra con todo esplendor, y digo poético, porque allí existe poesía hay rima y medida, rima a modo de la musicalidad que se percibe a través de la luz y el color, y medida porque todo encaja perfectamente con aquellas escenas que se trasladan al papel de acuarela, ya sea Arches, Fabriano, Winsor o cualquier otro, concentrando toda la grandeza de la pintura a través de la difícil técnica de la acuarela.

José Medina, autor de este artículo graba las intervenciones de Arturo Marín, Manuel Fuentes y del pintor, Juan Miguel Torres :: A.  ARENAS

Juan Miguel, de profesión médico cardiólogo e intensivista, actualmente jubilado, ha cambiado la profesión de sanar corazones por otra muy importante el de curar el espíritu, que es el mayor de los corazones que le dan vida al sentimiento cuando se encuentra melancólico.

Octubre, 11-10-2019, en este día, se ha inaugurado esta gran muestra pictórica, abriendo el acto el Presidente del Colegio Farmacéutico D. Manuel Fuentes que hizo alusión a la personalidad de Juan Miguel y las relaciones familiares que le unen al pintor, elogió su pintura, agradeciendo que haya escogido el Colegio Farmacéutico para exponer su obra, con la cantidad tan enorme de rincones granadinos que has pateado, y has plasmado maravillosamente para disfrute de los que la contemplen deseándote los mejores éxitos que, indiscutiblemente los vas a tener.

Arturo Marín Guerrero intervino a continuación, con sus pinceladas de humor características en él, y de la sabia y buena documentación que posee, hizo una descripción de la semblanza de Juan Miguel, de su trayectoria en la Medicina y de su formación en el dibujo y en la pintura que aplicaría en diseños en Medicina, ilustraciones de libros, publicaciones, comunicaciones, congresos, su dedicación a la acuarela y diversas exposiciones en las que ha intervenido, así como la dedicación plena después de su jubilación en sus paseos por lugares que nunca había conocido, y que fue descubriendo. Miembro de la Agrupación de acuarelistas de Andalucía del Grupo Granada Pintada. Habló de una serie de pintores que le han enseñado mucho sobre todo con respecto a la luz y el color. Terminó felicitándole por ésta magnífica exposición que nos presentas en esta tan digna sala, tu Peña Artística de Granada y yo a la cabeza sabemos la pasión, ilusión, y entrega, que has demostrado en esta tan maravillosa y difícil técnica que es la acuarela y que tanto te ha ayudado en estos últimos tiempos. Un abrazo amigo, te queremos y lo sabes.

A continuación intervino el autor Juan Miguel Torres Ruiz, agradeciendo al Colegio y a su Presidente la acogida, a Arturo por sus palabra, a mi amigo Eduardo que desde otro lugar estará contemplando mi obra, a la peña de amigos pintores que nos ayudamos, nos apoyamos, a los que estáis aquí, a mi ahijado Paco García Torres que fue siempre el que me impulsó para que expusiera, a mi mujer y a mi hija que les privo de mi compañía, durante muchas horas.

Juan Miguel Torres expone en el Colegio de Farmacéuticos, hasta el 26 de octubre :: A. ARENAS

Ahora he descubierto todos estos rincones que me pedían que los pintara. Todo está hecho con mucho cariño. Gracias a todos.

La pintora en piedra, y gran poeta Marijose Muñoz Rubio, puso el broche final con su nota lírica acompañada de música.
Comenzó diciendo: como Arturo se ha dedicado a la obra pictórica yo me he ocupado del corazón, con el título de “Confiesa en el silencio de una mirada pura”.

….”Vuela el pájaro en la tarde, con el cielo rojo que en Granada enamora, ¿será una maceta lo que asoma en la esquina, o será Cenicienta a media noche con la luz encendida?”

“Aquel edificio pequeño y diminuto apenas invisible…., pintar un detalle y embozar cual sonrisa, porque sé que en tu alma de pequeño niño está escondido siempre, escondido un verdadero hombre… cualquier obra que contemplo de mi querido Juan Miguel siento al Universo entero a mis pies…, has testamento amigo mío, y déjame en herencia la luz que encarna tu paleta”.

Después habría que deleitarse contemplando los tonos cálidos y exquisitos, en el control de la iluminación, que crea una composición perfecta de luz y contraste, la composición de la belleza y sutileza en cualquier rincón de nuestra querida Granada, ya sea en la olvidada calleja albayzinera, en un rincón escondido en el Sacromonte, en una suntuosa plaza, en el mar o en Sierra Nevada, porque todo, todo, es posible en Granada y Juan Miguel lo ha sabido hacer realidad a la perfección.

Después de alimentar el alma, había que nutrir el cuerpo con un delicioso refrigerio.

Desde aquí mi más cordial enhorabuena, el éxito está asegurado amigo Juan Miguel.

José Medina Villalba

SEMBLANZA DE JUAN MIGUEL TORRES RUIZ (Granada 1946).

Arturo Marín lee el presente texto en presencia de M. Fuentes y JM Torres ::A. ARENAS

Bueno, voy a hacer una breve semblanza del Acuarelista que hoy inaugura su exposición en esta Sala del Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Granada.

De profesión medico Cardiólogo e Intensivista, actualmente jubilado. Inicias su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Granada durante los años 60, obteniendo varios premios de dibujo artístico de dicha Escuela. Abandonas dicha formación para desarrollar tus estudios de Medicina y posterior especialización. Ello no supone que abandonases el dibujo y la pintura, si bien el foco de atención lo desvía hacia la medicina (diseño de dibujos de temas médicos para libros, publicaciones y comunicaciones a Congresos y reuniones médicas). Durante este periodo de gran responsabilidad profesional, descubres la Acuarela como eficaz método de relax dada la dificultad y necesidad de concentración que dicha técnica supone. No obstante la escasa producción de este periodo te permite participar en varias exposiciones colectivas en los hospitales Virgen de las Nieves (Granada), hospital Clínico Universitario San Cecilio (Granada) y Facultad de Medicina de la Universidad de Granada.

Tras tu jubilación, dispones del tiempo necesario para desarrollar tu pintura con calma, tiempo y dedicación, siendo esta exposición la muestra de tu trabajo durante estos últimos años, y que está formada por una serie de rincones y paisajes “redescubiertos” durante tus paseos por sitios que nunca antes habías podido recorrer con tranquilidad y sosiego. La producción de estos últimos años te ha permitido abordar varias exposiciones individuales y colectivas, que no es momento de enumerar, pues sería prolijo.

Por último, decir que eres Miembro de la: Agrupación de Acuarelistas de Andalucía, del Grupo Granada Pintada y del Centro Artístico de Granada.

Bueno, voy a hacer ahora mi más particular aportación a este Evento.

Hace ya años, a poco de pertenecer como miembro a la “Agrupación de Acuarelistas de Granada”, hice muy buena amistad con Geoffrey Wynne, Acuarelista incrustado en Graná y muy querido por la ciudadanía granaina. Un grupo de sus más allegados nos pusimos de acuerdo con él y a petición suya, para salir algún que otro sábado a pintar del natural y que es lo que a él le encantaba. Unas veces éramos 4, otras 6, otras 8. Pintamos en La Vega, en San Juan de Dios, en el Carmen de los Rodríguez Acosta, etc. etc.
De él aprendí dos cosas muy importantes y que yo, por ser autodidacta, habría tardado mucho tiempo en entender y aplicar correctamente y que fueron: El tratamiento de los conceptos de Atmósfera y Profundidad. Le estoy muy agradecido por ello, como también lo estoy a Sorolla y a Sargent, en los conceptos de Luz y Color.

Hoy, el “preciosismo” y “meticulosidad”… y soy Ingeniero sometido a Leyes y Normas muy severas, ya no tiene cabida en la Pintura actual, fundamentalmente en la Técnica de la Acuarela…, se quedó en la IMPRESIONANTE pintura Flamenca, al Óleo, de los siglos XV y XVI: “Jan Van Eyck, “Jheronimus Bosch (El Bosco)”, “Gerard David”, los “Bruegel”, etc etc….. ¡ TODO EVOLUCIONA !….., hay que hacer ¡ ABSTRACCIÓN !…, aunque cueste….., esa es mi modesta opinión.

Termino dándote mi más cordial ENHORABUENA por esta magnífica exposición que hoy nos presentas en esta tan digna Sala. Tu grupo “Peña Artística de Granada”, sabemos y yo a la cabeza, la PASIÓN, ILUSIÓN y ENTREGA que has demostrado en esta maravillosa y tan difícil Técnica que es la ACUARELA y que tanto te ha ayudado en estos últimos tiempos. Un gran abrazo, amigo, te queremos y lo sabes. ¡¡ GRACIAS !!

Arturo Marín Guerrero

Marijose Muñoz lee el texto dedicado al pintor ::A. ARENAS

CONFIESA EN EL SILENCIO DE UNA MIRADA PURA… A JM TORRES

Este hombre sentado en su jaula de hogar, con su perro siempre distraído, mira el pincel del número tres y sonríe pensando, enjabonando el papel con nuevos sueños de escaparate, recordando siempre de dónde viene y quién lo vio nacer, Íllora y Alhama recuerda en su ayer, con atención le dice a su perro fiel, sin detalles esta vez…

Mientras mi sombra azul se licua, más allá de la silla y sueño otra persiana, otro barrote, otra teja rota al borde del alféizar, quizá vuela el pájaro en la tarde, sobre el cielo rojo que en Granada enamora, será una maceta lo que asoma en la esquina o será cenicienta, a media noche, con su luz encendida.

De aquel edificio pequeño y diminuto, apenas invisible al pincel libertario, quizá la orfandad de este involuntario en un Imperio pronto lo convierta.

Es una solitaria prueba de la vida, pintar un detalle y esbozar cual sonrisa, porque sé que en lo pequeño de tu alma de niño, está escondido siempre un verdadero amigo.

Señálame al azar cualquier escena, allí encontrarás el más antiguo de los símbolos, pues mi mirada recorre con perpetua ambrosía, el misterio simultáneo de tu áurea ternura, contemplo cualquier obra de mi querido Juan Miguel, y siento el universo entero ante mis pies, la semilla grandiosa del detalle furtivo, que no comprenden las deshojadas hojas que arrastra el hastío. Arranca en tu cuaderno números en llamas, signos carbones y luces de las sombras, desolla los muros del indeleble incendio sin descorrer jamás el enorme cerrojo dónde se esconde tu inocencia…Y dame taciturnos resplandores. Haz testamento amigo mío y déjame en herencia la luz que encarna tu paleta.

Tu amiga Marijose Muñoz

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *