‘Elegías’ de Enrique Morón, un privilegio para el oído y enorme sosiego para el corazón

El martes, 29 de octubre, a las 20 horas se presenta en el Centro Artístico, el libro ‘Elegías’ (Ed.. Nazarí), última entrega del veterano escritor, Enrique Morón (Cádiar,1942) todo un referente de la lírica nacional y un firme candidato a los Premios de la Crítica de Andalucía. En esta presentación pública acompañarán al autor el escritor Fernando de Villena y Juan Peregrina, responsable editorial.

 

«Siempre he escrito, pero desde que estoy jubilado escribo más. Ya tengo una producción poética de más de 30 libros de poesía, lo que considero adecuado para un poeta normal y corriente pues, quitando a Villaespesa que llegó a los 70, muy pocos llegan a este número de obras», nos explica cuando le comentamos que al ritmo de uno o dos libros por año pronto le faltará solapa a sus publicaciones para relacionar todos títulos. «Tradicionalmente ‘elegía’ es un género lírico que se refiere a la muerte de una persona o ser querido, como es el caso de las ‘Coplas a las muerte de su padre’ de Jorge Manrique, el ‘Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías’, de García Lorca o la ‘Elegía a Ramón Sijé’ de Miguel Hernández. Sin embargo, hoy en día un elegía consiste en lamentar lo que se pierde: la ilusión, el tiempo, un sentimiento, un amor, etc.», explica respecto al título.

El poeta, Enrique Morón, se muestra muy satisfecho con la edición de su poemario por parte de Editorial Nazarí ::A. ARENAS

En efecto, su poemario va de pérdidas de muchas de las ilusiones o heridas por los desengaños. Libro que consta de 68 poemas, repartidos en cuatro partes (Crónica del desamparo, Amor poniente, El mundo en que vivimos y Balada interior), siendo la primera la más eligiaca, en tanto que la segunda habla del amor en el atardecer de la vida y ante la inminencia de la muerte por lo que tiene una gran profundidad. En la tercera, se lamenta del mundo en que vivimos donde siempre subyace la pena y el dolor. La última parte contiene poemas variados, predominantemente intimistas donde a veces está muy presente la infancia; “Yo quiero amuñecarme/en aquellos juguetes que soñaba,/ de ingenuidades lógicas/ por un mundo extensísimo, tan ínfimo/ como baldosas de ajedrez ». En definitiva, como ha escrito Juan Peregrina, en la contraportada «’Elegías’ es más que un simple libro de poemas, un gran privilegio para el oído y enorme sosiego para el corazón».

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *