Una conferencia de Justo Navarro inaugura el máster propio en creación literaria de la UGR

 

Con una interesante e ilustrada conferencia del escritor Justo Navarro (Granada, 1953) daba comienzo en la tarde del miércoles la primera edición del máster propio en creación literaria de la Universidad de Granada, dirigido por el profesor del Departamento de la Lengua y la Literatura, José Luis Ortega y coordinado por César Requesens, del Taller de Escritores de Granada y Tatjana Portnova, de la Universidad de Granada.

En su presentación el director informó de los objetivos y contenidos del máster y señaló los objetivos de la celebración de esta actividad que supone «es una oportunidad importante para una ciudad llena de literatos y artistas». Seguidamente intervino César Requesens para agradecer el «trabajazo» y«su buen hacer» y a Justo Navarro por reencontrarse con él pues hace unos cuantos años presentó su novela. «Hay un hueco clamoroso en Granada, con cinco premios nacionales de Literatura y no teníamos máster, cuando este tipo de enseñanza ya se ha normalizado», destacó. En el plantel de profesores, además de los coordinadores, intervendrán Andrés Sopeña, Andrés Neuman, Antonio Carvajal, Erika Martínez, Gracia Morales, Ioana Gruia, José Mª Pérez Zúñiga, José Rienda, José Soto Chica, Juan Carlos Friebe, Juan Mata, Pilar Núñez, Miguel Ángel Arcas, entre otros.

La intervención de Justo Navarro estuvo centrada en ‘El arte de construir un mundo’. En su opinión la literatura es una escritura de la atención que va más allá de las percepciones habituales. Para él, si enamorarse es prestar una atención especial a una persona, la literatura es un enamoramiento de la realidad. «Creo que quien quiera escribir deberá prestar una atención especial a la realidad, a las personas y a las cosas. Escribir es un modo de mirar, de atender al mundo con los cinco sentidos». Así mismo, basado en su experiencia el autor de ‘Gran Granada’ señaló que escribir ficción es inventar, construir un mundo. Imaginar su tiempo, sus espacios, su clima, sus habitantes. Igualmente destacó la importancia de la documentación pues hay que empezar por investigar, «por indagar en lo que tenemos más cerca, y en los libros y en los periódicos y en las múltiples imágenes que vemos cada día y en los múltiples modos de publicidad continua…».

Justo Navarro y César Requesens, durante la conferencia celebrada en el Aula Andrés Manjón ::A. ARENAS

También reflexionó sobre como otros medios modifican las ficciones escritas. Sucedió así cuando la aparición del cine, la televisión y otras formas narrativo-periodísticas más antiguas. Y creo que debemos plantearnos qué significan para la literatura, no sólo las formas citadas, sino también los distintos tipos de mensajes electrónicos que circulan en Internet. «En contra de lo que se piensa de que cada vez se escribe y se lee menos, tenemos la costumbre de escribir y leer: todos los días escribimos y leemos más de lo que creemos: en el ordenador, en el teléfono. Tenemos la costumbre y podemos cultivarla y ampliarla». Por último, explicó como hay novelas compuestas con emails, tweets, transcripción de foros de opinión, etcétera. «Y podríamos escribir una cibernovela, parecida a un periódico digital, escrita para la pantalla de un ordenador, para la red, ese universo de documentos electrónicos que incluyen palabras, imágenes, sonidos. Unas páginas remitirían a otras páginas y permitirían un multilector y multiescritor».

Más información:

MÁSTER PROPIO EN CREACIÓN LITERARIA. I EDICIÓN

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *