Rafael Bailón Ruiz: «Salvemos el planeta»

Quiero aprovechar esta sección para sensibilizar, concienciar y señalar que estamos ante un grave problema sin resolver. Sin duda, obviamos la destrucción del planeta, el escaso interés que como ciudadanos dedicamos a los numerosos desastres medioambientales que suceden.
Elaboremos un decálogo, una serie de acciones en pro de conservar nuestro entorno:

1) Cerremos los grifos correctamente.
2) Separemos la basura (reciclemos)
3) Usemos productos que puedan reutilizarse
4) Acostumbrémonos a apagar las luces cuando no estemos en casa (lo mismo deberíamos hacer en nuestro centro educativo)
5) Desenchufemos los aparatos eléctricos que están apagados (de lo contrario, consumirán energía)
6) Evita el consumo innecesario de bolsas de plástico cuando efectúes tus compras
7) Conservemos, protejamos, fomentemos y desarrollemos el patrimonio natural y cultural
8) En las escuelas, aboguemos por un uso de material escolar respetuoso con el medioambiente (pinturas hechas con materiales naturales, bolígrafos recargables, cuadernos elaborados con papeles reciclados,…)
9) Reutilicemos los libros
10) Desarrollemos proyectos medioambientales en colegios e institutos (plantas de compostaje, divulgación y fomento del transporte sostenible, consumo de alimentos ecológicos, salidas o itinerarios que pongan en contacto al alumno con la naturaleza, …)

Tengamos muy presentes los problemas que dificultan disfrutar de un derecho: un medio ambiente saludable. Si el ser humano actúa en consecuencia, sabedor de la escasez de agua o la destrucción de bosques, entre otros problemas; comenzará a reducir los efectos negativos, la contaminación que está dañando nuestra salud o la pérdida de hábitats naturales.

Muchas especies corren peligro de desaparecer (están en peligro de extinción), debiendo diseñar un plan estratégico (de urgencia) que pueda invitar al optimismo, pues no nos olvidemos de que nunca es tarde. De la misma forma, plantear metas comunes y una concienciación global de toda la sociedad nos llevará al éxito.

Que mis deseos no caigan en saco roto.

Ver más artículos de:

Rafael Bailón Ruiz

Profesor de ESO

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *