Ivonne Sánchez Barea, treinta y cinco años de andadura poética

Esta tarde, a las 20 horas, Ivonne Sánchez Barea (Nueva York, 1955) presentará en el Centro Artístico su antología poética ‘111 Signos. Huella de una arquera’ (Punica Granatum). En este acto la autora estará acompañada por Celia Correa, Flavia Falquez, Emilio Ballesteros y Miguel Arnas Coronado.

 

Celia Correa en calidad de presidenta del Centro Artístico será la encargada de abrir el acto, luego su gran amigo y poeta, Emilio Ballesteros realizará un recorrido por el contenido de ‘111 Signos. Huella de una arquera’ o lo que es lo mismo sobre los 17 títulos publicados a lo largo de 35 años (1984-2019) que la autora considera «un importante signo o señal para la interpretación de lo que ha sido mi creación literaria». En la solapa del libro se incluye una amplia reseña biográfica de esta poeta, pintora y escultora nacida en Nueva York en 1955 de origen colombiano-español, que actualmente reside en la localidad granadina de Cájar, doctor honoris causa por el Hispanic American College distinción que se le entregará en un acto oficial que tendrá lugar en Madrid en el próximo mes marzo. «Siento que he construido mi vida alrededor de la expresión cultural sea pintura, escultura o poesía. Siempre he tenido una motivación constante, interrumpida a veces por circunstancias vitales. Soy una pensadora hacedora en las tres disciplinas que he manejado. Con mucha ilusión voy a presentar este libro que supone 35 años de andadura poética y espero que alguien se interese y pueda publicar las obras completas. Sería maravilloso si además fuera complementado con mi pintura pues ambas van imbricadas», comenta antes de empezar a desentrañar los mensajes que se incluyen en la portada: El 111 o el 11 significan los dos pilares, pues reconoce estar fascinada por estos dígitos que curiosamente aparece si sumamos las cifra de las páginas que tiene, «164 que si lo sumas también da 111».

También nos hace caer en la cuenta de la I y la S en blanco que corresponde a su nombre y primer apellido. De su biografía también rescatamos otros datos como por ejemplo que son 22 el número de poemarios que ha publicado y que su poesía ha sido traducida a cinco idiomas. En este caso ha sido publicado por Punica Granatum con una original portada en la que se puede ver la huella impresa por contacto de una mano infantil de color rojo que no es otra que la suya cuando apenas tenía seis años. Lo de arquera del subtítulo lo justifica por el significado de su nombre, Ivonne.

Ivonne Sánchez Barea, con su antología ‘111 signos. Huellas de una arquera’ :: ANTONIO ARENAS

Tras las palabras de la autora en las primeras páginas donde explica estos detalles, le sigue el prólogo de José Antonio Olmedo López-Amor, miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna Internacional que actualmente ella preside. Respecto al contenido comenta que es un recorrido que va de los poemas tímidos y a la vez profundos del primer libro, ‘Umbrales’, escrito en 1984, hasta ‘Rituales paganos’ (2019) en los que se ríe de la cotidianidad partiendo desde Frida Khalo y demuestra cómo ha ido perdiendo el miedo, al igual que le ha ocurrido con la pintura. Le sigue ‘Los que las flores confiesan’ (1994) donde refleja sus orígenes colombianos, mientras que en ‘Un todo’ (2006) recoge las experiencias de vida, en ‘Hilván de seda’ (2009) y en ‘Palpar’ incluye sus pensamientos hacia la sociedad con poemas como el dedicado a Simone de Beauvoir. En ‘Cosmos cuántico’ reeditado más tarde en ‘Armonía versus entropía’ (2012-2015) es toda una disertación sobre la filosofía de la ciencia poetizada. Posteriormente vendría ‘El nido’ (2016) recorrido transcendental que presentaría también en el Centro Artístico con prologo de María Sangüesa, seguido de ‘Paréntesis’ (2017) especie de recreo dedicado a los poetas con los que ha compartido encuentros y jornadas. De ese mismo año es ‘Crisálidas del tiempo’ y ‘Lápidas del sueño’ sobre la obsesión tiempo-espacio, espacio-sueño y tiempo-sueño, que cuando los leo me descubro más a mi misma. En ‘Códices del viento’, primera antología que recoge una serie de libros, con poemas inéditos como latina en referencia a que su nombre se escribe con i latina, ‘Esencia de rosas y des-velos’ (2013-2017), poemario dedicado al amor y al erotismo.

Ya del año pasado ha extraído poemas del libro ‘Caballos de fuego’ con denuncias sobre la situación política a nivel mundial que está lleno de metáforas, ‘Brácteas del olvido’ sobre género y la evolución de la mujer desde antes de la Conquista hasta la mujer globalizada de hoy, ‘Fui momento’ sobre el tema de la finitud humana en tanto que ‘Flamenco y agua’ es un canto a Granada y a las aportaciones recibidas de la cultura andaluza. Para cerrar una trilogía Ivonne ya está preparando otro libro que se titulará ‘Rituales sagrados’.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *