Ramón Burgos: «Cultura y desarrollo»

 

He leído que la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, se ha “atrevido” –bendito atrevimiento– a decir no sólo que «La cultura tiene un papel fundamental que desempeñar para hacer frente a los retos de nuestro siglo», sino que también «es clave para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)».

Es decir, o al menos yo lo interpreto así, que al hablar de cultura –al “planificarla”– debemos ir más allá de desgranar, en listados más o menos reales o manipulados, las meras actividades y acciones propias de programaciones, ediciones, conciertos…, que, con mayor o menor acierto, puedan ser realizadas en un determinado periodo de tiempo.

Al respecto, vengo a mantener que la asignatura pendiente para todos nosotros está más en entenderla como «uno de los ejes principales del desarrollo», y, por tanto, tendente a cumplir los indiscutibles propósitos inherentes a «la educación, el consumo y la producción sostenibles».

Con estos antecedentes, ahora me puedo permitir recordar en lo que persevero –aunque, sin duda, con voz menos autorizada– con respecto a la oportunidad única de la “capitalidad cultural”.

En el “totum revolutum granadino” de maximización de ganancias que estamos viviendo desde hace ya demasiadas fechas, sin que existan acciones coordinadas al respecto para encontrar las soluciones necesarias e inmediatas, sigo observando la presencia de ese mal espíritu que nos persigue: la desidia propia de la unilateralidad (…).

Derecho a un hábitat con realidades comunes duraderas y no parches de “pan, circo y toros”: comunicaciones perdurables, inversiones plurales, coordinación en las acciones de desarrollo, posicionamiento global compartido, rechazo a las decisiones parciales y no democráticas, puesta en valor de todo aquello que nos es propio, organización de la convivencia real que evite diferencias inadmisibles (…).

Y en todo ello, no lo dudéis, tiene mucho que aportar la Cultura.

Leer más artículos

de

Ramón Burgos
Periodista

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *