Pedro Benzal Molero: «El berenjenal educativo»

 

Cuando uno tiene la suerte de trabajar durante toda su vida laboral en aquello que le gusta es sin duda un gran afortunado.

Desde el pasado mes de octubre estoy jubilado de la que ha sido mi profesión, profesor de Filosofía de Secundaria. Pensé que después de cerca de 40 años de actividad docente como profesor tutor, jefe de departamento, director de I.E.S., director general en la Consejería, me había llegado la hora de descansar y «ver los toros desde la barrera», pero he de confesar que me encuentro ‘perplejo’ y seriamente preocupado por la educación pública andaluza desde que llegó el actual consejero, el señor Imbroda. Desde mi respeto personal, he de manifestar que este señor no tiene ninguna experiencia docente en la educación pública y está ‘dando palos de ciego’.

No voy a enumerar todos los charcos que ha pisado, no ha dejado ni uno solo y eso que llegó anunciando que todos sus pasos serían por consenso con la comunidad educativa. Nada más lejos de la realidad, me remito al último ‘experimento’ que quiere imponer en Granada y su provincia, por una parte en la capital quiere ‘unificar’ centros de primaria y secundaria, en otras palabras suprimir colegios.

Y en la provincia en cerca de 50 municipios pretenden cerrar colegios y poner a los niños en transporte escolar. ¿No ha pensado el señor Imbroda que cuando se cierra un colegio un pueblo pierde toda posibilidad de pervivencia? ¿No ha pensado que esos niños en edades tempranas no comerán hasta las cuatro de la tarde, en algunos casos, cuando se han levantado a las siete de la mañana? Todas estas medidas se pretenden realizar sin saber qué piensan los padres, qué quieren los alumnos, qué opinión tienen los profesores, los sindicatos, los alcaldes… Vamos, actúa como en otros tiempos, desde el «ordeno y mando».

El señor Imbroda no ha tenido grandes sobresaltos en el presente curso, porque lo dejó preparado el anterior gobierno, los docentes sabemos que la Consejería comienza a preparar los cursos en octubre del año anterior, y todo estaba listo cuando usted llegó, le recuerdo que en marzo empiezan las solicitudes de plazas. Estamos en enero señor consejero y tiene usted inquieta a todas las provincias andaluzas especialmente a Granada.

Señor Imbroda, deje en paz a la educación pública y los ‘experimentos’ hágalos con gaseosa, lo que funciona es mejor no tocarlo, eso en política es una norma fundamental. A usted se le nota mucho que no es político, pero se le nota más su animadversión a la educación pública.

La comunidad educativa andaluza está seriamente preocupada, dicha inquietud nos llega también a los docentes jubilados.

 

PEDRO BENZAL MOLERO

GRANADA

 

 

(Nota: Este texto de Pedro Benzal se ha publicado como Carta al Director, en la edición impresa de IDEAL correspondiente al sábado, 4 de enero de 2020)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *