El renacimiento del Coro Mozárabe de la Abadía del Sacromonte

 

Tras su participación en la celebración del Día de la Inmaculada, hoy volverán a intervenir en la misa en Rito Hispano-Mozárabe (17h) en la Abadía del Sacromonte.  Y mañana, 2 de febrero,  Romería y Eucaristía del Voto a San Cecilio (12h)

Como no podía ser de otra forma, la Abadía del Sacromonte  celebraba solemnemente los actos en honor a la Inmaculada Concepción. Si el sábado, 7 de diciembre, tenía lugar una conferencia sobre este dogma por parte del catedrático de la UGR, Lázaro Gila, seguido con una procesión con la imagen de la Virgen de las Cuevas por las santas cuevas; se continuaban al mediodía de la jornada del domingo, 8 de diciembre, con la eucaristía concelabrada por el canónigo y párroco de Nuestra Señora de la Asunción del Sacromonte, Antonio Fenández Siles y el también canónigo, Francisco Alonso Rubio. A la conclusión de esta misa tuvo lugar la procesión claustral con la imagen de la Inmaculada que fue portada por jóvenes. En ambas celebraciones tuvo un protagonismo muy especial el Coro Mozárabe de esta Abadía, un coro que ha vuelto a renacer de la mano del párroco y de Álvaro Flores Coleto, un joven graduado en Historia y Ciencias de la Música por la UGR y máster en Patrimonio Musical. Es a su vez un excelente organista litúrgico como pudimos comprobar durante la celebración de la misa cuando sustituyó en un tema a Luis Pérez que fue el organista durante el resto de la Eucaristía.

Según informa el director de esta formación musical la misma está formada «por entre doce y catorce miembros con un perfil muy variado desde estudiantes de Farmacia y de Musicología hasta jubilados y gente del arte y buenos melómanos». Por su parte, una de las integrantes e historiadora, Mª Dolores Lázaro nos cuenta cómo la misma nace «como continuación de otro coro fundado en 1988 por Jesús Blanco Zuloaga, canónigo de la Abadía». Y cómo al principio fue denominado Coro de Nuestro Salvador de la Abadía del Sacromonte para después pasar a llamarse Coro Mozárabe. «Cuando debido a la avanzada edad del canónigo no puede seguir con el coro, Álvaro se hace cargo para lo que tiene que buscar gente nueva para esta nueva preciosa etapa». Coro que nace con una finalidad litúrgica y que se pudo escuchar por primera vez el 1 de febrero, en la pasada festividad de San Cecilio, Patrón de Granada y origen de la Abadía del Sacromonte, con motivo de la celebración del rito hispano-mozárabe que estuvo presidida por el Arzobispo de Granada, Monseñor Javier Martínez. Su repertorio en palabras de su director es «amplio y harto complejo ya que se inserta en los textos litúrgicos basados en las transcripciones de los cantorales que dejó encargados y preparados el entonces Cardenal de Toledo, Francisco Jiménez de Cisneros» comprendiendo cantos de entrada, salmos, (salendus), un canto de la paz, que no existe en la liturgia latina, o el Pater Noster, que no se recita de principio a fin sino que se va recitando verso a verso a lo que la asamblea va respondiendo ¡Amén!

Sus integrantes ensayan una vez cada dos semanas debido a ciertas dinámicas y teniendo en cuenta la ubicación de la Abadía. «Ensayamos los sábados por la mañana. Se trata de ensayos bastante intensos de una hora y media a dos horas». Esfuerzo que no desanima a sus integrantes pues como afirma Mª Dolores, «me encanta formar parte del coro, es una música distinta y muy exigente, y requiere mucho estudios», a lo que añade las buenas relaciones existentes pues es «un grupo muy solidario y cohesionado». También, dispuesto a acoger a personas que deseen incorporarse para lo que pueden contactar con ellos a través de las redes sociales o en la propia Abadía.

Rito hispano-mozárabe

Asociado de alguna manera a este coro está también la recuperación de la liturgia mozárabe, que el párroco Antonio Fernández Siles prefiere denominar rito hispano-mozárabe, «porque su origen es muy antiguo, remontándose a la liturgia que se celebraba en la Península antes de la ocupación islámica, desde la evangelización primera hasta la ocupación islámica. Después se llama mozárabe porque hubo cristianos que ocupando la zona donde estaba el Islam siguen manteniendo ese rito antiguo». También nos cuenta que para poder celebrar la liturgia hispano-mozárabe en cualquier iglesia de España hace falta un permiso por parte del superior general del rito que en este caso es el Arzobispo de Toledo y que, una vez conseguido el permiso, hay como dos repertorios uno más antiguo o Alto Medieval y otro de la época del Cardenal del Cisneros. El próximo, 1 de febrero, la esta Abadía volverá a ser testigo de tan singular celebración.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *