Josefa Cano rinde homenaje a pintoras andaluzas del siglo XIX olvidadas por la Historia

Entre ellas, a las granadinas Mª Carmen y Soledad Enríquez, Aurelia Navarro y la madre de Francisco Ayala, Mª Luz García-Duarte

 

Fruto de más de dos años de investigaciones, Josefa Cano (Huelma, 1972), profesora de Bellas Artes de la Universidad de Málaga y doctora en Museología por la UGR, inauguraba anoche en el Espacio Expositivo de Canal Sur su exposición ‘Voces patrimoniales: Artistas andaluzas del siglo XIX’ con la que pretende «dar difusión a mujeres injustamente olvidadas por la Historia del Arte».

En general, se trataba de mujeres «de la alta sociedad que tenían que pagar a pintores para que le enseñasen las técnicas empezando por el dibujo, la acuarela y los pasteles. Cuando eran diestras en estas técnicas continuaban con el óleo y cuando dominaban esta técnica podían presentarse a exposiciones y concursos, siempre y cuando les dejasen», explica de estas féminas que empezaron como oyentes hasta la creación de la Escuela de Señoritas, donde estudiaban asignaturas totalmente diferentes a las de los hombres. Igualmente queda constancia de ellas en los concursos y certámenes por las menciones que recibieron.

Respecto a los formatos redondos de las obras comenta que simbolizan los pechos femeninos ya que a lo largo de los siglos se le ha inculcado que tienen que ser mujer, madre y dar de mamar, siendo «uno de ellos es plano y el otro voluminoso dado que todos los pechos son diferentes, pese a la tendencia actual de las operaciones».

La profesora e investigadora, junto al comisario de la exposición y amigos ::A. ARENAS

En esta muestra, organizada por Admiral Partners Arte Contemporáneo y comisariada por Antonio Sánchez, que se podrá visitar hasta el 29 de febrero, se homenajea a dos pintoras de Cádiz, dos de Sevilla y Málaga, una de Almería, Jaén, Córdoba y Huelva, y cuatro granadinas, en concreto, las hermanas Mª Carmen y Soledad Enríquez que llegaron a ejercer como profesoras en una Escuela de Señoritas; Aurelia Navarro, pensionada por la Diputación y medalla de Bronce en la Exposición Nacional de 1908, cuya familia le obligó a apartarse de la pintura por lo que decidió profesar de monja en las Adoratrices (1923) y la madre de Francisco Ayala, Mª Luz García-Duarte, que expondría por primera vez en el Corpus de 1897 e igualmente dejaría de pintar para atender las tareas familiares.

Tras su paso por Granada esta exposición va a itinerar a distintas sedes expositivas de Canal Sur. De hecho ya tiene cerradas otras dos salas, después de Granada irá a Jaén y, en septiembre, irá a Sevilla. Paralelamente Josefa Cano tiene otras exposiciones, una de ellas en el Pósito de Loja, muy diferente pero también con formatos redondos de mayor tamaño (100x100cm) con la que rinde un homenaje a las mujeres de la escuela de diseño de la Bahaus, que se inaugurará el próximo, 20 de marzo.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *