Jesús Saavedra: «La poesía es una forma de resistencia»

 

Jesús Saavedra presenta esta tarde en la Biblioteca Francisco Ayala su tercer poemario, ‘Inventario del tiempo’

Hoy lunes, 17 de febrero a las 19:30 horas se presenta ‘Inventario del tiempo’, de Jesús Saavedra Martín (Granada, 1955), definido por Editorial Nazarí como «nuevo y esperado poemario, intimista y elegante». El acto tendrá lugar en la Biblioteca Pública Municipal Francisco Ayala de Granada, situada en la Plaza de la Hípica, s/n. El poeta estará acompañado por el escritor José Luis Alvarado y Alejandro Santiago, editor. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Granada, Jesús fue premiado por el Sindicato Nacional de Escritores de Málaga y en el año 1995 obtuvo el primer premio del Certamen poético de la Asociación de Mujeres Ciudad de Leganés. Ha sido colaborador en revistas literarias como Alhucema, o Cruz de Piedra en Huétor Vega. Ha publicado con anterioridad la obra ‘Diez poemas de invierno‘ y cinco años después, su libro de poemas titulado ‘El linaje del frío‘, ambos publicados con la Editorial Dauro.

– ¿Qué tal Jesús? ¿Ilusionado con la presentación de este libro?
– La verdad es que si. Aunque ya había publicado con anterioridad, me parece que este trabajo recoge poemas de una etapa pasada, de una presente y, seguramente, unos poemas con proyección de futuro. Esto nunca lo había hecho así y me hace una ilusión especial poder compartirla con los lectores.

– ¿Cómo le ha ido dando forma?
– Surgió así por el propio devenir de la escritura. He ido escribiendo poemas de distintas temáticas y al final, tras unos 15 años -después de no publicar desde el 2005-2006- he sacado los poemas escritos durante este período y he pensado ordenarlos y estructurarlos de alguna manera para hacer una publicación.

– Jesús Saavedra se puede vanagloriar de mantener sus amistades a lo largo del tiempo, prueba de ello es el prólogo firmado por su amigo José Rienda y el posfacio de José luis Alvarado.
– Tanto uno como otro son íntimos amigos, amigos desde hace muchos años. A José Rienda lo conocí hace al menos treinta años, quizás José Luis algo menos, desde entonces se ha mantenido. Son grandes literatos de los que he bebido de sus fuentes y de su conocimiento. Han hecho sus textos donde han reflejado perfectamente la naturaleza de los poemas y qué hay detrás de las palabras. Para mi es un honor que tanto uno como el otro hayan colaborado en mi libro. Se lo pedí a los dos porque quería que ambos opinaran. José Rienda ha sintetizado en cuatro versos lo esencial de la obra. De Alvarado me gustaría destacar la idea que ha cogido de Rafael Juárez de que la poesía en el momento en el que el lector está viviendo la emoción la va renovando, pervive a través de los lectores, en una cadena indefinida.

Tres lustros han pasado desde que Jesús Saavedra publicara su anterior poemario ::A. ARENAS

– ¿Qué nos puede decir de su nuevo libro qué según José Rienda encierra quizás todo aquello que ha determinado el transitar de Jesús Saavedra por las calles de Granada: un silencio templado y la trágica costumbre de vivir (resistir) en la poesía?
– De José Rienda no me sorprende nada porque sé que es una persona excepcional, pero sí me llama la atención la manera de resistir a través de la poesía. Esta idea es muy interesante. En un mundo científico-técnico pareciera que la poesía tiene un papel secundario, por eso de alguna manera, el resistir a los embates de nuestro mundo en todos los órdenes, la poesía es una forma de resistencia. En un curso de verano al que asistí en Baeza titulado ‘La poesía como forma de resistencia’, un militar en la poesía como forma de resistir, de seguir viviendo otro mundo que a través de la poesía seguramente es posible. José lo recoge de forma genial en las postrimerías del prólogo.

– Por su parte, José Luis Alvarado señala que su forma de expresión le recuerda la del mejor Rafael Juárez ¿que opina de esta comparación?
– José luis me sorprendió favorablemente pues no esperaba que de alguna manera hubiera esa comparación entre la poética de Juárez y la mía. Rafael quería que la poesía fuese algo vivo, que no sea solamente un discurso estético, que tuviese una implicación en la vida, en la emoción, en la interioridad y desde ese punto de vista la idea de Juárez de que la poesía vaya directa al lector y que este renueve la emoción directamente -tal y como me pasa a mi cuando leo a Alberti o Lorca-.

– Nos consta que ha pretendido un libro de poesía ligero y que ha estructurado en tres partes…
– Pienso que la poesía hay que darla en pequeñas dosis. No me gustan nada esos tochos de poesía, con cientos de poemas, porque te pierdes un poco. Pensé hacer un poemario corto, de hecho este poemario tiene 30 poemas que están estructurados de manera que hay una poética que inicia la obra y un epílogo que la finaliza, entremedias existe un tiempo de presente, otro de futuro y un tiempo pasado, en ese mismo orden. ¿Por qué esa anacronía? José Rienda y José Luis lo explican bien. Bueno pues para darle un giro a que el tiempo en su deambular circular hace que todo se entrelace. Los poemas de pasado corresponden a una etapa dura, difícil, que coincide con un planteamiento existencial de la vida. La etapa de presente recoge poemas recientemente escritos -algunos de ellos en septiembre pasado- y para unir ambas he incrustado unos poemas dedicados a mi hijo Jesús que son los poemas de futuro.

El poeta se muestra muy satisfecho con el trabajo de Editorial Nazarí ::A. ARENAS

– ¿Dónde se encuadraría con los poeta de la experiencia y o los de la diferencia?
– Uno es un pésimo juez de sí mismo pero si tengo que encuadrarme, a mi la poesía de la experiencia me ha tocado fundamentalmente Javier Egea. De hecho Rienda recoge en su prólogo que en mi poesía existen ecos explícitos de Egea, al que conocí personalmente y reconozco que de los poetas actuales es el que más me ha conmovido e impresionado.

– ¿Y ese ‘Saturno devorando a sus hijos’ de Goya en la portada?
– Fue a propuesta del editor Juan Peregrina. Me pareció genial en el sentido de que Saturno devora sus hijos igual que el tiempo nos devora a nosotros. Saturno tiene su antecedente en el dios griego Cronos, dios del tiempo, y esa similitud de Saturno devorando a sus hijos y el tiempo devorando a todos, incluido nosotros, me pareció genial.

– ¿Está claro que está satisfecho con el trabajo de sus editores?
– Muy satisfecho pues son grandes profesionales y lo que es más importante maravillosas personas, gente amabilísima y con un gran nivel de tolerancia y afectividad. Estoy encantado con su magnífico trabajo.

– Supongo que también tendrá palabras de agradecimiento para la Biblioteca del Zaidín…
– Por supuesto, a la Biblioteca del Zaidín por su cesión del local para la presentación. Y desde aquí invito para que el lunes, 17 de febrero a las siete y media de la tarde, para que venga todo el que quiera pues estaré encantado de recibirles.

– Muchas gracias y mucho éxito con este poemario.
– Gracias a IDEAL  que siempre me ha tratado muy bien y a ti

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA (incluye la lectura de dos poemas):

Ir a descargar

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *