Antonio Luis Gallardo Medina: «La mortadela con aceitunas»

La mortadela con aceitunas es un embutido que en España se considera comida de pobres porque su precio suele estar más bajo que los otros embutidos.

 

Allá por el año 1973 en la calle Recogidas había una casa que daba comidas a los estudiantes, cada comida valía 19 pesetas de las de entonces; el menú consistía en un primer plato de sopa de fideos o de estrellitas o de letras, de segundo plato te ponían un huevo frito y un par de rodajas de mortadela con aceitunas. Claro está, era para estudiantes poco pudientes como este viejo jubilado.

Me he acordado de la dichosa mortadela con aceitunas ahora que, el Presidente del Gobierno quiere prolongar 15 días más nuestro encierro en casa. Si te das una vuelta por la prensa escrita, yo soy un ávido lector o te sumerges en las redes sociales, te darás cuenta que la gente ha perdido el oremus desde que está encerrada en casa.

Pues hay una gran mayoría que culpa de la crisis del Coronavirus al PP y al Sr. Rajoy, incluso alguno piensa que Islero, el toro de Miura que mató a Manolete era de la ganadería de Mariano. Nadie se atreve hacer autocrítica y decir alto y claro que tenemos un incompetente gobierno que no sabe cómo hacer frente a esta crisis mundial, pero en la que el actual gabinete ha metido la pata hasta la saciedad.

Ya nadie recuerda cómo animaban acudir a la manifestación del 8 de marzo, cómo se mofaban ufanos de los más de 100.000 asistentes. Cómo se creó un Gabinete de crisis para tener informado al pueblo español que, lo único que hacen cada vez que salen al estrado es meternos miedo y cagarnos patas abajo.

Oyes al Ministro astronauta hablar de los trozos de virus que siguen llegando y no sabes si te cuenta un chiste o que no tiene ni idea en lo que dice. El Sr. Pedro Sánchez se tira una hora en comparecer y lo único que hace es hablar de internet, netflix y no sé qué cosa más, pues remedios pocos y nulos.

Miren ustedes, basta ya de culpar al pueblo español, que algunos ya estamos hartos de pagar los platos rotos de tanto incompetente. Ya se les ha olvidado aquel Presidente que decía vivíamos por encima de nuestras posibilidades y que España estaba en la Champion League y sin embargo nos dejó un país con más de cinco millones de parados.

Y ahora viene otro Presidente, que debiera estar en cuarentena pues su señora esposa está infectada del bicho ese y quiere que los españoles paguemos todas sus meteduras de pata y toda su nula planificación en materia sanitaria. Eso sí, haciendo política en las distintas Comunidades según sea el color del partido que gobierna.

Miren ustedes, más sabe el diablo por viejo que por diablo. Arrimemos todos el hombro y ayudemos a superar esta terrible lacra que está haciendo que nuestros mayores mueran como chinches hacinados en Residencias, que las UCI de los Hospitales españoles estén saturadas y una vez que pase esta marabunta, ya vendrán las denuncias y las peticiones para que se vayan todos ustedes a donde debieran haber estado siempre.

Pero no quieran que sigamos comiendo mortadela con aceitunas.

Ver artículos anteriores de

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *