Ramón Burgos: «Generar vida»

Días atrás lo dejé pendiente. Por eso, hoy quiero llevaros -llevarme- más allá de la esperanza… Sin que sea, de ninguna manera, mi pretensión plantear el abandono de una ‘virtud’ que siempre he considerado imprescindible, vuestros comentarios a mis reflexiones me remolcan a proponer una nueva meta, entendida como ‘paso adelante’: ahora es llegado el tiempo de ‘generar vida’, de ‘engendrar existencia’, pues, como afirma una inmejorable amiga asturiana, Marian Bueno -a la que os aconsejo leáis en las redes sociales-, estamos viviendo (padeciendo) ‘un virus del alma’.

 

Pero, ¿a qué me refiero con lo dicho? Creo que lo entendéis perfectamente, más si os cabe alguna duda os invito a leer sobre la savia bruta -«consiste principalmente en agua, elementos minerales, reguladores del crecimiento y otras sustancias que se hallan en disolución. El transporte de esta savia se produce desde las raíces de la planta hasta las hojas-». Y también sobre la savia elaborada – «que está compuesta principalmente por agua, azúcares, fito-reguladores y minerales disueltos y que es transportada desde su lugar de formación, hojas y tallos verdes, hacia la raíz»-.

Este proceso, que va más allá de la supervivencia, y que podríamos asimilarlo al de la sangre en el cuerpo humano, es, quizás, el único valor seguro -mejor dicho, uno de los pocos- que asegura no sólo el desarrollo, sino también la perduración, la conservación, la resistencia.

Pero, estad seguros, que de nada serviría este ‘desarrollo’, si en el transcurso de su natural progreso faltase alguno -o algunos- de los elementos citados que lo componen… Y esto, que, lamentablemente, nos llevaría a una situación sin retorno, entiendo que es lo mismo que puede suceder con la denominada ‘nueva normalidad’ si no la arropamos con todos los contenidos habidos y por haber -y no únicamente con los posibles, en razón a nuestras creencias particulares o, peor aún, partidistas-.

 

Leer más artículos

de

Ramón Burgos
Periodista

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *