Concha Cabello: «Hay novedades que me gustaría implementar en mi centro»

-¿En qué ha consistido la experiencia?
-Mi estancia en el Reino Unido ha durado desde enero a marzo del presente año y ha consistido en ayudar al profesorado en las diferentes clases, tanto en inglés donde leía y hacía actividades referentes a la lectura con el alumnado, como en impartir clases en español, siempre con el profesorado titular. He podido entrar con normalidad en las clases, trabajar con la profesora en el aula desde Infantil hasta 6º, me han proporcionado direcciones de otros centros que he podido visitar,… El enriquecimiento personal y profesional ha sido enorme pues me ha servido para perder el miedo a hablar en inglés, y superar el sentido del ridículo que tenemos los mayores. He conocido cosas nuevas que me gustaría implementar en mi centro, aunque tendríamos que organizarnos de otra forma, tal vez con menos ordenadores pero con pizarras digitales. También me gustaría que fuéramos más autónomos en cuanto a la economía de los centros para poder decidir qué compramos y qué no nos interesa

-¿Qué diferencias más importantes ha observado entre el sistema educativo inglés y el andaluz?
-Solamente puedo hablar Somerset, donde aparte del centro al que iba destinada he visitado otros de primaria y secundaria. No se utilizan libros de texto, se trabaja por proyectos, que suelen durar un trimestre y todo el profesorado se implica en los mismos, las tic están muy bien utilizadas, disponen de más recursos, como pizarras digitales en todas las aulas de primaria y secundaria, auxiliares en las aulas para ayudar al profesor o profesora en las instrumentales, etc. El profesorado está obligado a formarse en nuevas tecnologías, la dirección de los centros administra todo el dinero: paga al personal, compra lo que necesita, etc. Pienso que la autonomía económica de las escuelas inglesas, el control real de resultados por parte del la administración y un currículum más concreto y menos extenso, es algo que debería contemplar nuestra administración.

-¿Cómo es un día de clase normal en el centro inglés que ha visitado?
-Dado que sólo hay tres áreas obligatorias: Lengua Inglesa, Ciencias y Matemáticas, las clases giran en torno a esas tres áreas, dentro del proyecto que se está trabajando, el resto se utiliza como recurso. Se empieza en la clase 3 con lectura comprensiva por grupos, se continúa investigando sobre lo que se ha acordado aprender sobre el centro de interés y sobre ello se trabaja las matemáticas, las ciencias y la lengua. Las clases son muy flexibles y siempre que se necesita se trabaja en los ordenadores. No he tenido tiempo suficiente para ver resultados, pero creo que están en el camino para conseguir que alumnado adquiera las competencias de investigar y resolver problemas, así como de expresar sus ideas de manera organizada y coherente

-¿Qué le ha aportado esta experiencia a nivel personal? ¿Y profesional?
-A nivel personal ha sido positivo, porque además de convivir con una familia y desenvolverme en una sociedad similar y diferente según que aspectos se miren, mi experiencia se ha enriquecido conociendo otras costumbres y cultura. Profesionalmente, pienso que tenía que haberlo hecho antes; he conocido un sistema educativo diferente y además he mejorado mi expresión oral y mi autoconfianza para expresarme en inglés.

-En cuanto a dotación de material, ¿hay gran diferencia? ¿Y respecto a la implicación de las familias?
-Pienso que el volumen de gasto similar, lo que ocurre es que está mejor utilizado y el dinero se ha gastado de forma más coherente como se desprende de una de mis respuestas anteriores. La biblioteca está bien dotada e informatizada pero no con un sistema impuesto, igual que un supermercado. Las familias se implican más o menos como aquí, pero la sociedad si se implica en la escuela, por ejemplo hay un grupo voluntarios que vienen a ayudar a la lectura individual al alumnado. Los grandes almacenes dan vales con la compra para que se aporten a la escuela.

-¿En qué situación se encuentra el proyecto europeo de su centro?
-Se trata de un proyecto que compartimos con otros cuatro países: Escocia, Italia, Suecia y Turquía. A primeros de mayo recibiremos a todos los representantes en Granada. Trabajamos sobre la paz en el mundo y cómo podemos ser pacíficos en el día a día.

 

“Aprendes más inglés que en tres años”

 
Cuando le preguntamos por qué animaría a otros docentes a participar en este tipo de experiencia, Concha responde sin dudar “se lo recomiendo a los más jóvenes, es una experiencia increíble, dura, pero aprendes más inglés que en tres años”. También porque se nos abren otras perspectivas de escuela, podemos comparar y valorar lo que tenemos y aprender de otras prácticas docentes para mejorar la nuestra, Además se aprende a entender y a expresarse en la L2 mejor y más rápido”. Así mismo, reconoce que “te permite hacer una comparativa de lo que tu estás haciendo con lo    que están haciendo los demás profesionalmente, por lo que, en general, consigues ver lo que estas haciendo bien y qué necesitas mejorar. Siempre digo que los profesionales de la educación en Andalucía trabajamos muchísimo, pero a veces no tenemos la posibilidad de cambiar cosas. Quizás nuestro currículum es demasiado cerrado, por ejemplo, en el curriculum inglés sólo hay tres asignaturas: sin embargo, nosotros tenemos la tira y hay que cumplirlas. Lo mejor sería dedicarnos a las instrumentales y a las ciencias y las otras giran alrededor. Es lo que hacen los ingleses  y creo que le está funcionando”. A todo esto añade el papel de la inspección. “En Inglaterra las inspecciones son reales, los exámenes que se realizan a los alumnos los preparan el Gobierno, así como la forma de evaluarlos, de esta forma tiene un control absoluto de lo que están aprendiendo en la escuela. Lo que no te dicen es cómo lo tienen que aprender, no trabajan con libros, es otra forma…”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *