Un califa con diez años

En su primer editorial se indicaba su periodicidad anual, su ámbito y su interés por profundizar en la historia y personajes populares. También se señalaban sus principales secciones y se ofreció un espacio para la AMPA y vecinos del pueblo «pues queremos que nuestro periódico esté abierto a todo el mundo». Y así ha sido durante nueve números en el que han ido mejorando la presentación y el décimo, que ya está en marcha, para el que buscan apoyo económico que les permita ampliar páginas y su edición a todo color, al tiempo que se plantean la digitalización de todos los números editados.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *