«El arte se debe apreciar más»

-¿Qué es lo que hacen en los talleres?
-Los talleres pretenden desarrollar la capacidad expresiva de los alumnos por medio de una serie de actividades artísticas llevadas a cabo con diversos materiales. Las propuestas tratan de fomentar la creatividad de los niños, evitando en todo momento cohibirla o limitarla, proporcionándoles unos conocimientos básicos que van desde las técnicas artísticas utilizadas a lo largo de la Historia del Arte, hasta otras más actuales, partiendo siempre de recursos tradicionales.

-¿Qué les ofrecen?
-Un primer contacto con las “herramientas” que podrán serles útiles para poder expresarse en el futuro en el ámbito artístico. Los alumnos deberán ser capaces de realizar cada propuesta con los recursos que se le ponen en ese momento a su alcance. A través del taller, los niños descubrirán que no sólo son capaces de dibujar o pintar, sino también de recurrir a otros elementos plásticos y expresivos para poder comunicarse. Todo esto desde un enfoque lúdico de la formación, reforzado por el espacio que representa la Fundación Rodríguez-Acosta.

-¿Enseñan técnicas y también valores?
-En cuanto a las técnicas, partimos siempre con una introducción teórica de acercamiento a otros medios de representaciones artísticas, como pueden ser la vidriera o el mosaico, pasando en la segunda parte de la clase a la realización de un trabajo práctico relacionado con dicha explicación. Los valores estarían referidos a la sensibilización y apreciación del arte. A través de las actividades propuestas en grupo buscamos fomentar el compañerismo y la interacción entre los alumnos, por el bien del resultado final de trabajo. Por otro lado, tratamos de incentivar el respeto al medio ambiente a través de actividades realizadas con materiales reciclados.

-¿Qué es lo que más le gusta a los escolares?
-Dibujar. Además, disfrutan mucho el espacio, porque realizamos propuestas de actividades y juegos en sus jardines. Una de las cosas que más les divierte es la visita a las cuevas de la Fundación, que siempre va acompañada por una sorpresa.

-¿Con qué se sorprenden más los niños que participan en los talleres?
-Les gusta descubrir técnicas, materiales o texturas nuevas. El mismo hecho de trabajar con pinturas que ellos mismos han elaborado les resulta muy gratificante. Con las instalaciones de los trabajos, comprueban como una actividad individual adquiere una nueva dimensión y les gusta.

-¿Qué os dicen cuando ven el edificio de la Fundación?
-Les encanta, se sorprenden mucho con la Fundación.

-¿Son inquietos? ¿Preguntan por las técnicas y por la obra de Rodríguez Acosta?
-Sobre todo son curiosos y eso favorece este trabajo. Al ver el Carmen, se interesan por su origen y, por consiguiente, por la figura del artista, de la cual siempre hacen preguntas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *