Profesorado comprometido, alumnos con necesidades

En esta línea, el director del instituto La Paz cuenta como éste es «un pequeño centro educativo situado en la barriada de la Paz en Granada. Este centro nació hace aproximadamente siete años por la transformación del antiguo colegio público La Paz, primero en Sección y posteriormente en Instituto de Educación Secundaria». Su alumnado pertenece a las zonas de Almanjáyar, Molino Nuevo, El Poblado y algunos núcleos vecinales más, todos ellos dentro de la zona norte de la ciudad de Granada. Además en los últimos años, gracias a la implantación de un Programa de Cualificación Profesional Inicial se ha incorporado alumnado de otras zonas.

Este curso hay matriculados en el centro 120 alumnos y alumnas. Las enseñanzas que se imparten son la Educación Secundaria Obligatoria y el primer curso del Programa de Cualificación Profesional Inicial del Perfil de Auxiliar de Instalaciones Electrotécnicas y Comunicaciones.

El alumnado que se escolariza en el IES La Paz pertenece a los sectores más desfavorecidos del barrio desde el punto de vista socioeconómico. El 75% es de etnia gitana. Problemas como el desempleo, la marginación, desestructuración familiar, violencia… forman parte de la vida cotidiana de gran parte de «nuestro alumnado y sus familias, teniendo necesariamente todo esto un reflejo en la vida diaria del alumnado en el centro educativo. Esto da lugar a que la problemática fundamental de nuestro alumnado en el centro sea el absentismo escolar, falta de motivación hacia los estudios, desfase curricular, necesidades educativas especiales asociada al entorno, falta de expectativas escolares y laborales y problemas de convivencia».

En esta línea, Juan de Dios Gayoso Gómez señala la importancia de estos centros de compensación educativa. Recuerda como la Consejería de Educación y Ciencia, «siendo consciente de esta problemática y de la necesidad de dar una respuesta educativa adecuada y de calidad a este tipo de alumnado en riesgo de exclusión social planteó hace varios años, a través de la Ley 9/1999 de Solidaridad en la Educación y Decretos posteriores como el 167/2003 de medidas para atender a alumnado desfavorecido, que era prioritario establecer una serie de actuaciones de carácter compensador, dirigidas al alumnado que se encuentre en situación de desventaja sociocultural, al perteneciente a minorías étnicas o culturales que lo precisen, a quienes por razones sociales o familiares no puedan seguir un proceso normalizado de escolarización».

Así, el IES elaboró hace unos años su Plan de Compensación Educativa que recoge «nuestros objetivos prioritarios y las medidas que pretendemos aplicar a partir de la problemática planteada». Son varios, aunque las cuatro líneas generales de actuación se resumen en la lucha contra el absentismo, compensación del desfase curricular, fomento de valores como el respeto, la tolerancia y la igualdad y apertura del centro al entorno. En el marco de estos cuatro grandes enunciados son muchas las actividades y programas que se desarrollan.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *