Baza recupera su memoria histórica educativa

Los documentos del instituto bastetano fueron depositados en el Ángel Ganivet, donde fueron descubiertos hace muy pocos años, por el profesor de Filosofía, el bastetano Miguel Ángel Santaolalla Viñeglas, que fue alumno y profesor del José de Mora, hasta que se traslado a Granada. Santaolalla, comunicó el hallazgo a Francisco Tristán, profesor del José de Mora e historiador. El también profesor, pero del IES Pedro Jiménez Montoya, Joaquín Guadix Escobar, fue quien realmente vio y comprobó físicamente la existencia de una documentación que se creía perdida. Finalmente ha sido Francisco Tristán el que ha trabajado -con la ayuda de otras personas- para que la memoria educativa de Baza vuelva a la ciudad de donde salió hace 71 años.

Casualmente el actual director del IES Ángel Ganivet, es José María Callejas Bejarano, que también lo fue del José de Mora, donde dejó un excelente recuerdo. José María Callejas, también fue protagonista directo de otro hecho histórico del IES José de Mora, pues tuvo el honor de recoger de manos de su Majestad el Rey Juan Carlos I el Premio Nacional del Deporte ‘Joaquín Blume’ concedido al instituto bastetano, por sus legendarias conquistas deportivas. Ahora la providencia ha querido que sea el propio José María Callejas, quien vuelva a ser testigo directo de un hecho tan importante para el centro educativo del que fue director como es la entrega de la Memoria Educativa de Baza.

El traspaso formal de los documentos, se realizó entre la secretaria del IES Ángel Ganivet, Magdalena López Ramos, que fue la encargada de entregar el archivo a la secretaria del José de Mora, Isabel Valdivia Ruiz, que desde ahora se encarga de la custodia del archivo compuesto por 55 libros encuadernados y 35 gruesos legajos en los que hay cerca de un millar de datos académicos de otros tantos alumnos de aquel primer instituto bastetano. Al solemne acto de entrega de todos los documentos asistieron profesores, directores y alumnos del IES José de Mora, una representación de alumnos del Ángel Ganivet y sobre todo un reducido grupo de alumnos del aquel primer instituto que ahora cuenta con 84, 85 y 86 años de edad.

Coincidiendo con el regreso de los documentos a Baza, se ha montado una exposición con parte de los mismos. Que ha sido inaugurada por la delegada de Educación, Ana Gámez, quien se mostró muy sorprendida, sobre todo cuando descubrió que la primera secretaria del instituto bastetano fue Joaquina Eguaras Ibáñez, (1897/1981) la primera estudiante, primera licenciada y profesora de la Universidad de Granada, en cuyo recuerdo hay una calle con su nombre en la capital de Granada. Francisco Tristán, aprovechó la ocasión para pedir también un reconocimiento de la sociedad bastetana para esta mujer.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *