Una normativa apoyará el impulso de la lectura

En ‘Leer para aprender’, que fue el lema del congreso organizado por la Consejería de Educación, se ha reflexionado mucho más sobre la importancia de los libros y la necesidad de fomentar la lectura en las aulas. Medio millar de docentes de Primaria y Secundaria se reunieron este fin de semana en el Parque de las Ciencias con el objetivo de profundizar en las medidas de fomento de la lectura en los centros educativos de cara al futuro marco normativo que impulsará la Consejería en esta materia.

Y es que la Consejería de Educación ha puesto en marcha la elaboración de la nueva normativa de apoyo a la lectura en los centros educativos. Así lo comunicó el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, a los participantes en el congreso ‘Leer para aprender’. Álvarez de la Chica ha destacado que «sin lectura no hay aprendizaje». Asimismo, ha valorado el papel de los docentes «para despertar el gusto por leer, la afición, incluso el entusiasmo» por los libros.

Las jornadas, organizadas como foro para el debate, tenían como finalidad abrir un diálogo y una reflexión en torno a la lectura en la escuela. Así, ha reconocido que no es tarea fácil «alentar, inclinar, orientar al alumnado» hacia la lectura. Sin embargo, también ha indicado, el consejero, que existen estrategias y experiencias docentes acumuladas por maestros y profesores «que deben ser conocidas y compartidas».

Estructurado en cinco mesas de trabajo, los asistentes al congreso analizaron la integración de la lectura en las diversas áreas curriculares; el uso de la biblioteca como eje central para fomentar las prácticas lectoras; la formación del profesorado para favorecer la competencia lectora del alumnado; la lectura en la Escuela TIC 2.0; y la promoción de la lectura en la familia y en la sociedad en general. La celebración de este encuentro se enmarca en la línea de trabajo puesta en marcha por la Consejería de Educación para aprobar, como se ha indicado, una normativa de impulso a la lectura en los centros educativos andaluces.

La competencia lingüística del alumnado y su capacidad para leer es clave para mejorar sus resultados académicos. Las pruebas de diagnóstico realizadas el curso pasado al alumnado andaluz y el propio informe sobre Convergencia aprobado por el Parlamento de Andalucía coinciden en la necesidad de adoptar medidas para mejorar la comprensión lectora del alumnado andaluz.

Álvarez de la Chica ha subrayado que «el sistema educativo ha de defender la lectura como modo esencial de aprendizaje» y que la competencia comunicativa es clave para el desarrollo del resto de competencias básicas. En este sentido, se ha referido a los indicadores europeos que recomiendan la adopción de medidas más eficaces para la promoción de la lectura y el hábito lector desde las aulas.

En 2010 concluye el Plan de Lectura y Bibliotecas Escolares que durante sus cuatro cursos de vigencia ha llegado a casi 2.000 centros docentes de la red pública, lo que representa el 78% del total. Si bien, ha indicado que gran parte de sus objetivos se han cumplido, aún queda un largo camino que recorrer, de ahí la necesidad de establecer un marco normativo relativo a la lectura en los centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria.

Las nuevas medidas se centrarán en el impulso de las bibliotecas con el fin de que ganen protagonismo como espacios de saber de los colegios e institutos, la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación como herramientas esenciales en el fomento de la lectura y la implicación de toda la comunidad educativa en los proyectos.

En esta semana, se van a colgar las conclusiones en la web de la Consejería de Educación y se van a dar unos días para hacer aportaciones vía e-mail. En septiembre, contando también con la evaluación del Plan de Lectura y Biblioteca que hará la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa, se dispondrá de una normativa sobre lectura y bibliotecas, para todos los centros, a fin de que pueda ser tenida en cuenta en la planificación del nuevo curso escolar. Se trata de que la lectura quede incorporada al Plan de Centro, de carácter plurianual.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *