Antonio Mejías, maestro y poeta: “La poesía y el arte tienen que llevarte a otras realidades”

– ¿Es el cocodrilo su animal de la suerte?

– No, para mí es un animal muy sabio porque lleva muchos años en la Tierra y como dice el refrán “más se sabe por viejo que por sabio”. Si ha sido capaz de sobrevivir durante millones de años será por algo.

–   Pero, de ahí a comparar a un maestro o a un médico con este reptil…

– Se debe a mi deseo de provocar y sorprender, de romper los esquemas. Creo que la poesía tiene que romper la lógica. La poesía y el arte tienen que llevarte a otras realidades para poder experimentar la vida de una forma diferente.

Portadas de sus libros
Portadas de sus libros
32 Poemas

– ¿Cuántos poemas se incluyen en este libro?

– El esquema y tamaño es similar al de “Mi maestro…”. Está compuesto por 32 poemas. A mí el mundo de los médicos y de los hospitales me da horror y ponerme una inyección es como matarme, pero si he sido capaz de hacer poesía de bichos tan feos como una garrapata, un piojo o una cucaracha, por qué no lo voy a hacer de médicos y hospitales.  

– ¿A qué ha dedicado sus poemas?

–  A esos “aparatos mágicos” que usan los médicos como el fonendo, el termómetro o el aparatos de rayos X. También a los análisis con esas palabrotas tan raras, incluso dedico algún poema a los mocos, al boticario o al dentista. También consta de una parte más seria que surgió al plantearme cómo vería un niño el tema de la muerte para lo que hablé con la maestra y niños de la 8ª planta del Clínico y llegué a la conclusión de que un niño que no ha vivido de cerca esta experiencia no puede saberlo.

Antonio Mejías junto a su buen amigo y acuarelista Antonio Vela
Antonio Mejías junto a su buen amigo y acuarelista Antonio Vela
– ¿Quién ha realizado las ilustraciones?

– Las ha hecho, al igual que para mi anterior libro, mi hijo, pero son diferentes y me gustan más. Me ha sorprendido al tratarse de un mundo, a mi entender, muy abstracto, pues cómo ilustrar un poema dedicado al dolor. Me encanta mirarlas por la cantidad de personajillos que aparecen en los dibujos. La pena es que vayan en blanco y negro.

– ¿Qué le empuja a escribir para niños?

– Soy de la opinión de que hay que educar la sensibilidad de los niños. También en el arte y en la emoción, en abrir las mentes. Una forma de hacerlo es mediante la poesía, para mí la forma más fácil de expresarme y de captar la realidad.  

– ¿De quién se considera deudor literariamente hablando?

– De todos los poetas, en general, y más específicamente de Lorca por su profundidad, belleza de imágenes y  por los mundos tan sorprendentes y mágicos que crea y de Gloria Fuertes, por su desenfado, proximidad, humanidad y ser capaz de acercarse al mundo de los niños.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *