El profesor Rodríguez Titos recupera la figura de Enriqueta Lozano

–  No es la primera vez que se enfrenta al género de las biografías, de hecho realizó más de 300 para su libro “Mujeres de Granada” pero, ¿Cuándo se plantea la posibilidad de escribir la biografía de Enriqueta Lozano? ¿Y por qué esta granadina?

– El proyecto de hacer una biografía de Enriqueta Lozano partió de la editorial granadina Comares, que desde el año 2000 pretendía sacar cien biografías de personajes granadinos, poco a poco, espaciadas en el tiempo. A mí se me encargó (por medio de Manuel Titos, coordinador del proyecto) la de Enriqueta Lozano, porque estaba muy reciente la publicación de mi libro Mujeres de Granada y se suponía que debía conocer bien a este personaje. Yo me puse de inmediato a trabajar; pero antes de que terminara, la editorial abortó el proyecto (tras publicar unas cuantas biografías), por lo que todos los que teníamos emprendido nuestro trabajo nos quedamos con él en las manos.

– Detrás de un libro de estas características suponemos muchas horas de dedicación  ¿Qué lapso de tiempo le ha supuesto su investigación y redacción?

– El libro de Enriqueta Lozano ha sido, hasta ahora, de los que más tiempo me han ocupado, especialmente porque el proceso de documentación fue difícil, debido a que no había prácticamente nada publicado y tuve que hacer una labor de investigación exhaustiva, y lenta por tanto. Se puede decir que estuve en este proceso unos tres años, aproximadamente, con una dedicación no exclusiva pero sí constante. El proceso de redacción, en cambio, fue bastante rápido en un primer momento y más pausado y concienzudo cuando ya tuve un borrador. En total, le dediqué a este libro unos cuatro años largos.El autor frente a la casa natal de Enriqueta Lozano y Velázquez, cuyo último apellido sustituiria después por Vilchez

Poco estudiada

– ¿Dónde ha encontrado la información de esta ilustre granadina? ¿Cómo ha desarrollado la labor investigadora?

– Como digo, Enriqueta Lozano ha sido, hasta ahora, muy poco estudiada, y los trabajos biográficos que existen (cuyos autores se relacionan con ella por lazos de amistad) están cargados de subjetivad, además de ser breves. Todo eso hace que la investigación de archivo que he tenido que realizar haya sido especialmente amplia y rigurosa. He localizado documentación válida en los archivos parroquiales granadinos de San Matías y Santa Escolástica (libros de bautismos, matrimonios, defunciones y padrones parroquiales); en el Archivo Eclesiástico del Ministerio de Defensa (Madrid) he encontrado la partida de bautismo de Enriqueta; de gran utilidad han sido el Archivo Histórico Municipal de Granada (padrones vecinales y actas del Ayuntamiento), el del Registro Civil (partida de defunción de Enriqueta), el de la Curia Eclesiástica (libros de bautismos y de matrimonios), y el del Centro de Historia Familiar (matrimonios), todos de Granada capital; valiosísima y abundante la documentación de la Hemeroteca de la Casa de los Tiros, en Granada (sobre todo, las colecciones de las revistas La Madre de Familia, La Aurora de María y La Alhambra, y de los periódicos de la época como La Publicidad, El Defensor de Granada, La Verdad, La Opinión, El Granadino, El Liceo de Granada, El Eco de Occidente, El Capricho, El Intermedio, etc.).

– ¿Y para localizar la ingente producción literaria de la “Safo granadina”?

Por otra parte, he localizado y consultado obras escritas por Enriqueta Lozano –de su vastísima producción– en la Biblioteca General de la Universidad de Granada, Biblioteca de Andalucía (Granada), Casa de los Tiros (Granada), Biblioteca Nacional (Madrid), Bibliotecas de las Facultades de Filosofía y de Teología (Granada), Biblioteca General de la Diputación de Granada y en algunas bibliotecas particulares.

– ¿Ha encontrado a alguna pesona vinculada por lazos familiares con Enriqueta Lozano?

No ha habido posibilidad de enriquecer la investigación con aportaciones de familiares, que era, en principio, bastante importante para mí. Y no lo la ha habido sencillamente porque ha sido imposible localizar a alguien que tuviera algún parentesco con la autora, lo cual tampoco me ha sorprendido demasiado, pues estamos hablando de un personaje fallecido a finales del siglo XIX y cuya descendencia, que sepamos, no dejó hijos.

Aportaciones

– ¿Cuáles han sido sus principales hallazgos aportados en esta obra?

– Considero que he descubierto algunas cosas muy interesantes sobre Enriqueta Lozano. En primer lugar, la localización de su casa natal, que “milagrosamente” aún sigue en pie, con las consiguientes reformas; así como la localización del resto de los múltiples domicilios en los que vivió a lo largo de su vida. En segundo lugar, he descubierto que Enriqueta Lozano fue novia del ilustre escritor accitano Pedro Antonio de Alarcón. Y hay alguna cosa más que dejo para que sea descubierta por quienes tengan la posibilidad de leer el libro.

– No queremos desaprovechar la oportunidas para preguntale sobre qué es lo que más le ha sorprendido como mujer y como escritora  de Enriqueta

– Sinceramente, me sorprenden muchas cosas de Enriqueta Lozano. Me sorprende su capacidad de trabajo, asombrosa a todas luces, y su valentía para dedicarse a la cultura (y a la literatura, en particular) en un tiempo en el que no era normal para las mujeres. Me sorprende que dedicara su cuerpo, su alma y su patrimonio (literalmente) a la difusión y defensa de un ideal, y que por ello terminara en la más absoluta ruina económica. Y me sorprende que no diera el salto a otras latitudes (Madrid, sobre todo), teniendo en cuenta que tuvo varias posibilidades. No me sorprende, en cambio, pero sí me causa admiración, que fuera premiada y reconocida expresamente por la reina Isabel II, por la Emperatriz Eugenia y por el rey Alfonso XII.

– En en el paseo de la Constitución se han incluido, además del que fuera novio de Enriqueta, el escritor accitano, Pedro Antonio de Alarcón, el de varias granadinas (Elena Martín Vivaldi, Eugenia de Montijo y María la Canastera, ) ¿Considera  que es injusto que no se haya dedicado una de Enriqueta ?

– Evidentemente, es injusto que quien tanto hizo por Granada, la escritora más prolífica del siglo XIX y la más premiada y reconocida en su tiempo, haya caído en un olvido tan extremo.

– ¿A qué cree que se debe este olvido?

– El olvido general de Enriqueta Lozano –y el del propio Ayuntamiento, sin duda, a la hora de poner las esculturas– se debe, a mi entender, a que es un personaje muy marcado por los postulados religiosos, que no atraviesan, precisamente, su mejor momento. Pero quizá tenga mucho que ver en este olvido el puro desconocimiento. 

EL AUTOR  

 Y SU OBRA

 Juan Rodríguez Titos

 

 

Natural de Laborcillas (Granada),
es profesor e investigador, comprometido
muy especialmente con su tierra.
Ha publicado, como autor único,
El Habla de los Montes Orientales
(1996, dos ediciones), Mujeres de Granada (1998),
Pedro Martínez, campo y cielo (1997),
Moreda (1998), Píñar (2006), Laborcillas (2007),
Testimonio de Pedro Martínez (2010)
y Enriqueta Lozano (Terminado en 2010
y presentado en febrero de 2011).
Es coautor de Guadix y su tierra, vol. 6
de la colección Granada en tus manos
(Ideal y Diputación de Granada, 2005)
y de Granadinos del Siglo XX (Ideal, 2000).
Coordinó, así mismo la preparación y edición
de Vivir Granada (Ed. Planeta, 2003)

 

 

 

Título: Enriqueta Lozano
Autor: Juan Rodríguez Titos
Editorial: DMC
Páginas: 175 pag.
Medidas: 15 x 21 cm
Venta: Principales librerías de Granada
Precio: 10 euros.
Tirada: 300 ejemplares.
Contacto con el autor:

jrtitos[arroba]gmail.com

Portadas de Mujeres de Granada con más de 300 biografías de granadinas y el último dedicado a Enriqueta Lozano

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *