Algis Zaboras: “Nuestra Orquesta la componen jóvenes que tienen el título de Grado Superior”

-¿Cómo se presentaría a unos desconocidos?

– Soy un lituano con cuerpo y espíritu sanos y, a decir de otras personas, un hombre no malo. Amo la vida y mi profesión. He tenido dos hijos, que ya son mayores, he construido una casa, he plantado un árbol y he escrito un libro. He venido a Andalucía para vivir y trabajar entre tan bonita naturaleza y entre tan buena gente.

– De todas sus especialidades, ¿con cuál se siente más cómodo?

– Me gustan todas. Sin música no puedo imaginar mi vida. Si no hubiera sido músico, habría sido albañil. Me gusta mucho trabajar en la construcción en mi tiempo libre. Estoy orgulloso de haber construido mi casa de campo en mi país, Lituania. Aunque mis trabajos musicales son muy variados, cuando hago mi trabajo no lo vivo como un esfuerzo, porque hacerlo es un descanso para mí. Además, como no siempre hago la misma cosa, el cambio de una disciplina a otra también me descansa. Me gusta tanto dirigir como tocar el piano o enseñar a mis alumnos. A veces he tenido cargos de representación como decano o presidente, organizador de concursos corales, miembro de jurados o miembro de diferentes organizaciones musicales internacionales y me gustan también esas actividades.

– ¿Cómo nace su afición a la música?

 
“Todo el mundo sabe que para aprender música, con mayor o menor perspectiva de éxito, hay que empezar a estudiar a una edad temprana” 
   

– Todo el mundo sabe que para aprender música, con mayor o menor perspectiva de éxito, hay que empezar a estudiar a una edad temprana. Yo no tuve esta posibilidad de pequeño y empecé mis estudios musicales a los 10 años. Mi primer recuerdo de contacto con la música lo tengo de haber escuchado tocar a una banda de música en el parque de mi pueblo, Darbenai. Después de escuchar ese concierto le pedí a mi padre que me comprara un acordeón. Y es curioso, porque en aquella banda nadie tocaba el acordeón; pero quizá lo quise porque en mi país el acordeón era un instrumento muy popular, como en España lo es la guitarra. Tuve la certeza de que era un acordeón y no otro instrumento lo que yo quería tener. Me lo compraron  y hasta hoy estoy agradecido a mis padres, porque en casa éramos cuatro hermanos y ellos hicieron el esfuerzo. Estoy contento y feliz de no haber decepcionado a mis padres. Desde ese momento el acordeón es para mí como un primer amor musical. No me he separado de él nunca. Siempre relaciono mis mejores recuerdos musicales de la infancia con este instrumento.

– ¿Cuándo llegó a Granada? ¿Qué le impulsó a fijar su residencia entre nosotros?

– En Granada vivo desde hace año y medio. El cómo y el por qué llegué aquí es largo de contar y no cabría en esta entrevista. Sólo quiero decir  que mis circunstancias personales y profesionales en un determinado momento de mi vida, me han traído hasta aquí. Es la fuerza del destino. Siempre me he dejado llevar por mi destino y siempre he confiado en él. Conocí a un joven y talentoso violinista granadino, Nacho Ábalos, que me pidió que le diera clases de dirección de orquesta. Me invitó a venir a Granada y me ayudó a introducirme en la vida y el ambiente musical de la ciudad. Pero mi mayor agradecimiento es también para otras personas fantásticas como Rafael Aguilar, Mª Teresa Ariza y Antonio Peralta. Ellos me ayudaron a incorporarme al trabajo como director de coro primero y como director de orquesta después. Mi vida cobra sentido y estoy feliz de sentirme útil y valorado como músico y por ello estoy agradecido a éstas y a otras personas que me han apoyado.

– ¿Cómo ve el panorama musical de Granada?

– Granada es una ciudad muy musical. Hay muchos eventos musicales. Los auditorios se llenan de público. Funcionan muchas orquestas, coros, formaciones de música de cámara, cantantes solistas, instrumentistas… Me fascina la Orquesta Ciudad de Granada y su Director, Salvador Mas, la Banda Municipal de Música dirigida por M. Sánchez Ruzafa, la Orquesta de la Universidad dirigida por Gabriel Delgado. Considero que en Granada hace falta un Teatro de Ópera porque, sin duda, hay afición para eso. Granada tiene un gran potencial, tanto en profesionales de la música como en su público entendido que sabe valorar la ópera y la música en general.

Algis Zaboras dirige igualmente el Coro Federico García Lorca
Algis Zaboras dirige igualmente el Coro Federico García Lorca

– En concreto, ¿qué actividades está desarrollando como músico?

– Llevo poco tiempo y no puedo ni quiero alardear de lo que hago. Estoy orgulloso de mi coro Federico García Lorca, de lo que estamos consiguiendo juntos. Hemos dado conciertos en el Auditorio M. de Falla, en el Teatro Isabel la Católica, en la Catedral y en otros lugares. Estoy muy satisfecho del trabajo que realizo con la Orquesta Provincial de JJMM de Granada. Es una agrupación de jóvenes músicos, que son excelentes profesionales. Esta orquesta tiene magníficas perspectivas de futuro. También me gusta trabajar con mis alumnos privados – piano, acordeón, dirección-. En el tiempo libre me gusta colaborar con el cantante granadino José Luis Gualda (Jolís) y su grupo, en el que toco acordeón y piano.

– ¿Qué diferencias observa, musicalmente hablando, respecto a otras ciudades donde ha residido?

– Cada país, cada pueblo, tiene su propia idiosincrasia, que depende de su situación geopolítica, climática, histórica, étnica, religiosa y otras; pero a pesar de estas diferencias, observamos que todos los seres humanos tienen muchas cosas en común. Hay un proverbio que dice: “quien viene con la espada, con la espada muere”. Yo he venido con la música, que es la forma más universal para comunicar a la gente de todo el mundo. En cualquier lugar en el que he trabajado en el mundo, he encontrado  este vínculo que crea el amor a la música en el corazón de la gente. En todos estos lugares la gente fue buena conmigo y en Granada también me siento querido. En esta ciudad donde han convivido culturas y pensamientos  judíos, cristianos y musulmanes, la gente es muy tolerante y acogedora y sabe aceptar lo diferente, por lo que yo me siento aquí más cómodo que en otros lugares en los que he vivido.

Algis Zaboras dirige la Orquesta Provincial de JJMM/I. ABALOS

– ¿Cómo nace la Orquesta Provincial que dirige?

– Nace por dos razones. Primera porque en Granada  y provincia hay muchas escuelas y conservatorios donde los alumnos aprenden a tocar instrumentos de cuerda y hay que darles una salida profesional. Segunda, porque la mayoría aspira a tocar en una orquesta, ya que ser solista no está al alcance de todos.  Nuestra Orquesta la componen jóvenes que tienen el título de Grado Superior. Muchos de ellos son profesores de conservatorio y todos ellos tienen un gran nivel como instrumentistas; pero esta práctica les prepara para aprender el repertorio y el lenguaje del director, para formarse con vistas a futuras oportunidades y también para disfrutar la alegría que supone actuar ante el público. El público de Andalucía es expresivo y acoge con aplausos lo que le gusta. Hasta ahora tuvimos cuatro conciertos en los que tocamos música barroca, clásica y romántica; pero en el futuro tocaremos otros estilos.

– ¿En qué situación se encuentra el proyecto de ópera con Santiago Martín Arnedo?

– El nacimiento de una ópera es una cosa difícil, complicada y cara, y más complicada aún si se monta con cantantes que no pertenecen a una organización ya existente, como un teatro de ópera. La séptima Luna será, si no estoy mal informado, la primera ópera andaluza, con autor andaluz, temática y personajes sacados de la historia de Granada. Estamos en la etapa final de la elección de cantantes solistas. Se hacen los últimos arreglos a la partitura y se gestionan las subvenciones para sufragar los gastos de producción y montaje. La orquesta está preparada y a punto para empezar. Esperamos poder estrenarla en la próxima primavera y deseamos que tenga el mismo éxito que tuvo la anterior obra de Santiago Martín Arnedo, el musical  Albadín,  estrenado hace poco tiempo.

– ¿Qué proyectos tiene para el futuro?

– Seguir mi trabajo con el coro FGL y con la Orquesta Provincial, empezar a dirigir un nuevo coro de cámara, que por ser tan nuevo aún no tiene nombre,  e iniciar mi trabajo en la Orquesta Provincial Infantil, que servirá de cantera a la Orquesta Provincial y formará a los futuros integrantes de la misma. Este proyecto ha sido inspirado y promovido por Antonio Peralta, Presidente de Juventudes Musicales de Motril y por Pedro Bocanegra.

– ¿Desea añadir algo más?

– Estoy muy lejos de mi tierra natal. Vivo una vida no fácil, pero interesante. Soy feliz de poder aportar algo con mi experiencia a la cultura musical de este país, en el que me encuentro tan bien acogido, y de Granada, por supuesto.

 

 Leer curriculum vitae (CV) de 

 
 

 ALGIS

 
 

 ZABORAS 

 
 

Vídeos musicales de Algis Zaboras dirigiendo la Orquesta Provincial de JJMM de Granada: 

 
 

– Misericordias Domini W.A. Mozart

 
 

 – La oración del torero – Joaquín Turina

 
 

 – Andante festivo J. Sibelius.12. Sibelius

 
 

 – Alles, was ihr tut D Buxtehude

 
 

 – Holbert suite Air E.Grieg.VOB

 
 

 – Holbert_suite_Rigaudon E.Grieg.VOB

 
 

 – Holbert suite E.Grieg Gavotte.VOB

 

 – Holbert suite -E.Grieg -Sarabande.VOB

 
 

 – Holbert suite_Praelude_E.Grieg.VOB

 

 

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *