Hoy empieza todo (Ça commence aujourd’hui, 1999)

En el argumento cuenta distintas vicisitudes del director cuarentón Daniel Lefebre (Philippe Torreton) en su escuela infantil localizada enb el barrio marginal de Hernaing, población minera del norte de Francia. En esta localidad el índice de parados roza el 30% de la población a causa de la crisis en el sector minuro (¿les suena a algo más cercano, verdad?).  En este pueblo una madre acompaña  a su hija a la escuela. Hasta aquí todo normal. La cuestión se complica cuando, debido al estado de ebriedad la madre sufre un colapso y se va del colegio dejando a su bebe y a su hija de cinco años. Por este motivo el profesor decide tomar cartas en el asunto y solicita la ayuda de la comunidad y de los padres de sus alumnos, pero lo único que conseguirá es que su trabajo como docente sea cuestionado.

La película tuvo una excelente acogida tanto dentro como fuera del territorio francés. En el año de su estreno obtuvo una mención de honor y Premio Internacional de la Crítica FIPRESCIen el prestigioso Festival de Berlín. En España los críticos de los principales diarios la calificaron de “una de las películas más emotivas” (Carlos Boyero, El Mundo), “Hermosa, bellísima, prodigiosa,… una obra maestra del cien moderno” (Fernández Santos, El País).

Enrique Martínez-Salanova ofrece en su página (CINE y EDUCACIÓN) una amplia infromación para trabajar este filme en el aula o simplemente para disfrutar de un buen rato de séptimo arte.

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *