La escuela del 2000, vista hace un siglo

Esta colección de postales de domino público (están disponibles en Wikimedia Commons) se puede ver que se imaginaban que el hombre podría viajar por el aire en solitario, jugar deportes como el tenis, utilizar robots en las tareas domésticas, emplear escafandras para explorar el fondo submarino. No en vano estamos en el país natal de Julio Verne y en la época en la que hacen furor sus obras más conocidas ()

Pero volvamos a las postales. En esta colección aparece una que nos ha llamado poderosmente la atención. Se titula “L’école du futur, 1901 ou 1910, Jean-Marc Côté ou Villemard” y en ella se ve cómo se supone los alumnos iban aprenderían por estas fechas. En una trituradora manual el maestro introduce los textos que los alumnos tranquilamente sentados en sus pupitres recibirían a través de cables eléctricos y memorizarían gracias en los cascos. No hay por tanto ni libros ni cuadernos.

La verdad es que resulta divertido ver ésta y otras imágenes, pero, sin lugar a dudas, tiene su mérito, pues tras casi un siglo en el que la pizarra era el único material empleado por los maestros en las aulas las nuevas tecnologías han irrumpido en las aulas y las han llenado de cables y aparatos.

Puestos a echar la imaginación a volar ¿Sería capaz de describir o dibujar cómo serán las aulas del año 3.000? Si le anima el reto y quiere compartirlo esperamos sus textos y dibujos.

Información relacionada:

FUTUR ANTERIEUR

HISTOGRAPHE

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *