El consejo escolar y el claustro del IES Francisco Javier de Burgos de Motril indignado con los recortes en educación

EL CONSEJO ESCOLAR Y EL CLAUSTRO DE PROFESORADO DEL INSTITUTO “FRANCISCO JAVIER DE BURGOS” DE MOTRIL, ACUERDA PONER EN CONOCIMIENTO PÚBLICO LO SIGUIENTE:

1) Su profundo y total rechazo a los enormes recortes educativos llevados a cabo por los dirigentes políticos, adoptando medidas que van en contra de la calidad educativa y que empeora gravemente la situación actual de la enseñanza. No será posible impedir que la actividad educativa se resienta gravemente.

2) Se ha producido un ajuste de plantilla que ha significado la  pérdida de aproximadamente el 11% del profesorado en los institutos de secundaria. Ello supone el recorte más brutal de todos los sectores de la función pública. Con estas medidas se calcula que se pierden alrededor de 5.000 puestos de trabajo en Andalucía y unos 50.000 en España. No conocemos ningún otro sector político o administrativo en el que se hayan producido recortes tan drásticos y sangrantes.

3) Se van a demorar las sustituciones del profesorado, de forma que sólo se cubrirán las bajas a partir de 2 semanas, es decir, después de diez días lectivos. Ello naturalmente repercutirá también de forma muy negativa en el alumnado.

4) Se están produciendo recortes salariales muy importantes en los trabajadores de la enseñanza y, además, los presupuestos de los centros se estancan e incluso retroceden en aspectos muy importantes, como la partida de inversiones y mantenimiento.

5) A la vista de lo anterior, exigimos que se produzca, al menos, un recorte también del 11% en los entes políticos de carácter estatal, autonómico y local (Congreso, Senado, Parlamentos y Gobiernos autonómicos, Ayuntamientos, Diputaciones, Mancomunidades, etc., así como en el más ruinoso todavía “entramado” que cuelga todavía de las diferentes administraciones, en muchas ocasiones ajeno a controles de fiscalización y contratación (entes públicos, agencias, consorcios, sociedades mercantiles, sociedades participadas, fundaciones, etc.), cuyo número total se calcula en varios miles en toda España.

Es en ese “entramado” donde se dilapidan y despilfarran muchos millones de dinero público, haciéndolo además, en actividades muchas veces inútiles o duplicadas y, desde luego, mucho menos importantes que la educación. Si los políticos, principales responsables de la ruinosa situación actual, no dan ejemplo con respecto a los recortes, será inevitable que la sociedad española los vea cada vez más como una “casta” privilegiada,  que no está sometida a las normas generales y a quienes no afectan las terribles medidas que tan duramente aplican al resto de los ciudadanos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *