Javier Arteta muestra en el Carmen de la Victoria 50 esculturas para llevar en la cabeza

Cuando llegamos una decena de personas se van probando los distintos modelos para posteriormente posar para la fotógrafa. Entre ellos localizamos a su autor, Javier Arteta que cuenta en su haber con 16 exposiciones individuales y 26 colectivas repartidas por toda España, y que nos confiesa el gran reto que le ha supuesto esta muestra. “Como no soy sombrerero sino un artista diseñador que ha trabajado con estructuras muy ligeras que se puedan llevar en la cabeza es un reto muy importante porque los materiales con los que habitualmente se trabaja en bellas artes son pesados. Esto reduce el margen de actuación al mínimo. Es un ejercicio de diseño difícil” indica antes de explicar que los visitantes que acudan se van a encontrar “mucha variedad de tocados y sombreros realizados con diversidad de materiales, empezando con el fieltro, material clásico de sombrerería a otros materiales aparentemente banales de los que prefiero no adelantar mucho más. Lo que me parece interesante es llegar a probarse”.

Visión innovadora

Con ello pone de manifiesto que más que contemplar la muestra lo realmente interesante es que “uno lo integre en su fisonomía, pues se trata de una prueba de interactividad que permite descubrirse a uno mismo con distintas facetas”.  Así lo va haciendo las personas de todas las edades con las que hemos coincidido y que muestra su lado más alegre cuando se ven coronadas con ‘sombreros’ fabricados con fieltro multicolorido, pajitas para tomar refrescos o alambre de hierro dulce utilizado para hacer los núcleos de las esculturas. “Aunque me he metido en camisa de once varas, ha supuesto un camino de exploración, pues supone trabajar con materiales con los que no había trabajado nunca”, señala. Lo cierto es que todos los visitantes quedan altamente sorprendidos al ver este tema en una galería de arte pues es algo confinado al mundo de los desfiles de moda.

Así la directora de exposiciones de la UGR,  Inmaculada López, destaca de Javier la visión innovadora y sofisticada tanto en el uso, diseño y selección de materiales textiles, complementada con un estudiado uso del color, “demostrando cómo un elemento tradicionalmente ajeno a las salas de exposiciones puede concebirse con plena categoría artística”. Igualmente, la profesora universitaria Mar Garrido  afirma de sus piezas  que son “delicadas estructuras con vida que respiran y palpitan, que limitan y al mismo tiempo contienen la forma dibujándola en el espacio”. Para Mª José Moreno Frontán se trata de “sombreros con alma capaces de proteger al que los lleva del aburrimiento y la rigidez de todo tipo de convencionalismos”.  Por su parte, Arteta admite que ha habido quien se los ha pedido para llevarlos por la calle, y también para asistir a celebraciones lo que le ha puesto en un aprieto pero que “se los cedo temporalmente a los amigos, pues no es algo que se pueda poner a diario”.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *