Ceferino Navarro acoge hasta el 12 de febrero las sorprendentes esculturas de Jesús Montoya

jesus-montoya-2

Este licenciado y doctor en Bellas Artes por la Universidad de Granada, fundamentalmente en el campo de la escultura y el dibujo, indica que “esta exposición monotemática es una propuesta de volver al agua o un juego de hombres-peces o peces-hombres” compuesta por 18 esculturas y 11 dibujos de acuarelas, tinta y bolígrafo. En el caso de las originales y llamativas esculturas nos indica que han sido realizadas en los dos últimos años con barros de alta temperatura, policromados al acrílico y en algún caso al óleo y como peana utiliza piedra encontrada en el mar. “Soy submarinista y me gusta bucear en apnea. Aprovecho para coger piedras del mar para el soporte de la escultura” explica al interesarnos por las peanas.

jesus-montoya-5

Sorprendidos por estos híbridos de peces con caras humanas señala que “vengo trabajando desde hace algún tiempo en fusión entre hombre y animal. Me interesa mucho explorar rasgos animales en la propia personalidad humana y quizás sea anhelo de descubrir nuevos mundos”. También explica que cada escultura tiene su propia historia, su propia metáfora visual. Los barros de alta temperatura, son muy resistentes por lo que soportan muy bien el paso del tiempo manifiesta quien se considera como maestros a Rodin, Víctor Ochoa, Marín y en la facultad granadina a Ramiro Megías de quien fue alumno. Así mismo, en su obra se descubre cierta referencia al mundo del cómic pues “empecé desde pequeño y me he ido nutriendo de muchas cosas”.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

 

Para más información: jesusmontoyaherrera.com

jesus-montoya-6

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *