Nueva Gala acoge el concierto-presentación del libro ‘Cuentos para limpiarse el culo’ de Miguel Reguillo

miguel-reguillo-2– ¿Cómo reacciona la gente ante el escatológico título de la obra?
– Es cierto que la gente reacciona con cierta extrañeza ante el título con preguntas como: ¿es que no te gustan los relatos? Pero una vez que se comienza la lectura de ellos eres consciente de que el título es el adecuado para el libro. Tiene un punto un tanto escatológico y transgresor que me parece interesante.

– ¿Cuánto de Miguel Reguillo hay en Benito Jiménez, protagonista del relato que da título a la obra? ¿Y de Luis Valle, el perdulario?
– Evidentemente hay mucho de mí en esos relatos, pero como es lógico uno no puede apartar su realidad personal y su experiencia de la escritura. De todos modos, Miguel Reguillo es mucho más acojonado que sus personajes. Cuando el escritor inventa un personaje lo nutre de todas las veleidosas características que le apetece. La vida es otro rollo.

– ¿Cómo surge el relato surrealista ‘La factoría’ en el que cuenta el supuesto romance entre dos letras del abecedario?
– Bueno, uno de los instrumentos esenciales en la labor de un escritor es el diccionario o mejor dicho, los diccionarios. Por tal motivo, siempre estoy rodeado de ellos, tanto en papel como digitales. No es extraño que en cualquier momento convierta en ser animado a cualquiera de las letras o palabras que me rodean.

– ‘Suralia (2084)’ nos evoca irremisiblemente la novela de Orwell, 1984, por lo de futurista, también a ‘Farenheit 451’ por lo de la eliminación de los libros ¿Cuál ha sido su intención al escribirlo?
La evidencia es aplastante. Uno de mis autores favoritos es Georges Orwell. No podía resistirme a hacer alguno de los relatos en los que saliese esa vena futurista y, por qué no, un tanto apocalíptica. En otro de los relatos “Virus” también hay algo de ese estilo. Reconozco que me agrada mucho escribir en esos términos.
Chaval real


miguel-reguillo-3-portada– El naturalismo está muy presente en ‘Roberto el Mocos’ ¿Realmente ha existido esa familia? ¿Hacía falta el trágico final?

– Sí. Esa familia existe. “Roberto el Mocos” es un personaje inspirado en un chaval real hijo de un antiguo camello que conocí hace tiempo. El pobre desgraciado pululaba por la casa de sus progenitores como un molinillo en el aire, nadie le hacía en más mínimo caso. El padre solo se preocupaba de sus crematísticas cuestiones sin prestarle una mínima atención, pero todos los niños de aquel barrio se encontraban en similares condiciones, no era nada anormal. En cuanto al final del relato, era completamente necesario acabar en tragedia. La existencia de ese chiquillo era dramática por sí misma, y no me inspiraba nada que no fuese caos.

– Curioso el tema abordado en ‘El negro’ ¿Ha sido lector de Julio Verne en alguna etapa de su vida?
– Sí. Uno de mis autores favoritos en los años setenta era Julio Verne. Supongo que influenciado también por las versiones cinematográficas existentes en la época, aunque he de reconocer que en esos años tiraba más de “el Jabato”, “El Capitán Trueno” o los héroes de “Marvel”. Siempre he sido un chico de Cómic…

– ¿Cuánto de las ‘vacas locas’ y de la gripe A hay en su relato ‘Virus’?
– Las afinidades con cualquier tema son recurrentes en cualquier momento. Reconozco que no había pensado ni en las “vacas locas” ni en “la gripe A”, pero por qué no. Las epidemias que llegan a convertirse en pandemias pueden surgir entre animales o personas indistintamente, claro.

– ¿Ha conocido a alguien que se parezca al piloto suicida Felipe Marquina de ‘El último vuelo’?
– En ese contexto no, aunque la vida tiene muchos momentos en los que te comportas como un piloto suicida. Este jodido mundo tiene esos cruces de caminos en los que te ves obligado a tomar decisiones tajantes que pueden llevarte al desastre más absoluto o a entrar en la gloria más placentera.

– Nos da en la nariz que ‘Blues’ el quinceañero de ‘Los dedos sin uña’ es su alter ego…
– Premio para el caballero.

– ¿Realmente los “avezados lectores” son conscientes que para los gobernantes el fin siempre justifica los medios? (Últimas líneas del libro pertenecientes al relato titulado ‘La comunidad’ en el que relata una investigación tipo reality con final trágico?
– Of course. La política y los políticos son, a mi juicio, basura personificada. En cualquier caso, mi actitud absolutamente misantrópica me conduce a pensar que todos los sistemas piramidales son así de vomitivos.

 Noticia relacionada:

– LANZA DIGITAL: El cantautor Miguel Reguillo debuta en la literatura con un libro atrevido y sin cortapisas

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *