Antonio Luis Gallardo: «Jubilosamente jubilado»

Siempre había querido tener tiempo, mucho tiempo para dedicármelo a mí y mis aficiones, pero de golpe y porrazo me encontré con que todas ellas se habían perdido en el transcurso de los años o quizás por creer que faltaba mucho tiempo para ello, nunca pensé que me cogería tan temprana edad para disfrutar de esas aficiones.

antonio-luis-gallardo-2Horas y días para escribir aquellos Relatos de mis Entretelas, aquellas tonterías de mis recuerdos de infancia y adolescencia en Salobreña, tal vez, pretenciosamente escribir aquel libro que siempre quise escribir, pobre infeliz de mí, pensar que alguna vez pudiera juntar más de dos frases seguidas y con cierto argumento.

Y el dominó, ah! bonito juego y que tanto me apasiona, quizás también ensalzado en exageración por mis triunfos playeros y de urbanización, pero que al final nunca entra el cinco doble.

Viajar, si ya no había tenido bastante con mi trabajo y los múltiples viajes y Congresos, pensaba que ahora, podría dedicar tiempo a viajar e ir aquellos lugares que no pude disfrutar por motivos de trabajo y sin embargo ahora podría sacar el mejor provecho posible. Alguien me apuntó en la Familia la posibilidad de dedicarme a la pintura, pero qué pintura, de pincel o de brocha gorda, pues nunca fui hábil con los lápices y el dibujo me lo aprobaban raspadamente.

Otra de las opciones era dedicar parte de mi tiempo ayudar aquellas personas que necesitan siempre la colaboración de gente comprometida con sus enfermedades o necesidades, llámese ONG o Asociación Española contra el Cáncer, el caso era sentirse útil y necesario para esas personas que pudieran encontrarse en situación comprometida.

antonio-luis-gallardo-3El hombre propone, pero puede equivocarse en la propuesta, tal vez no conocer las consecuencias de esa propuesta lleve a la infelicidad por no poder alcanzar los objetivos marcados. Han pasado ya cuatro años, y apenas me he dado cuenta. En ningún momento he sentido eso que llaman aburrimiento o el no tener que hacer nada, siempre he estado ocupado o si no, teniendo pensamientos tan altos y complicados que me han tenido muy ocupado.

Nietos

La vida me ha dado cuatro nietos maravillosos o como dice un Proverbio Galés… El amor perfecto, a veces no viene hasta el primer Nieto. Los Abuelos pueden proporcionar una asistencia práctica, apoyo, y una cadena de consejos útiles para cuidar al bebé. El encuentro de los Abuelos con sus Nietos es siempre muy enriquecedor para ambos lados. En mi caso ha sido una verdadera explosión de jovialidad y alegría, cada vez que estoy con ellos, no sé quién es más niño si ellos o yo, pues me encanta su presencia.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, ya no me atraen tantas cosas. Tan sólo la ternura de mis Nietos y la compañía de buenos amigos, algunos de ellos no tratados y cultivados en los últimos tiempos por motivos de trabajo y distancia. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño de mi mujer antes de irme a la cama.

El recuerdo que me queda de mis seres queridos y que ya no están conmigo. Los mejores versos del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas fritas o unas buenas migas que tanto me gustan e intentar dormir con la conciencia bien tranquila.

También quiero, eso sí, mantener la libertad para poder expresarme como quiero y pienso. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Seguir llorando, pues sigo siendo un llorón y ahora jubilado un poco más si cabe cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.

O como dice André Maurois “El arte de envejecer es el arte de conservar alguna esperanza”. Me siento jubilosamente jubilado.

 

Antonio Luis Gallardo Medina 

 

 

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

«No tenemos arreglo» (24/05/2015)

«A veces llegan cartas» (17/05/2015)

«Tengo un sueño» (10/05/2015)

«De olores y sabores de siempre» (03/05/2015)

« ¡¡ No al cierre de la Residencia Huerta del Rasillo !! » (24/04/2015)

«Mi pueblo» (23/04/2014)

«Nos han llamado de todo» (17/04/2015)

«Envidia sana» (12/04/2015)

«Cuando una librería cierra, algo nuestro muere» (04/04/2015)

«¿Dónde está Cervantes?» (26/03/2015)

«Cuando Santa Bárbara truena…» (20/03/2015)

«De repente, Salobreña» (O4/03/2015)

«Decir amigo» (24/01/2015)

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *