Antonio Luis Gallardo: «Las tres Marías»

Las tres Marías, era lo que coloquialmente llamábamos a la Religión, Educación Física o Gimnasia y Formación del Espíritu Nacional o Política. Aunque fáciles de aprobar, solo bastaba con la asistencia a clase y en un colegio privado esta era totalmente obligatoria.

csa-grupo-campeonesQué decir de la Religión en un colegio de curas, pues que se rezaba al llegar a clase, se iba a misa los viernes, se comulgaba y alguno que otro participaba en las liturgias religiosas del colegio. Ahora eso sí, todo se iba al garete cuando algún crio revoltoso se saltaba las normas o decía algún taco, en aquel entonces pecado y castigo, no divino si no del fraile de turno.

La Educación Física se daba en el amplio patio, con aparatos gimnásticos como el potro y el plinto. También había un pequeño foso de arena para saltar longitud. El profesor siempre hacía los mismos ejercicios de flexión y extensión de piernas y brazos y abrir y cerrar pies.

Ni que decir tiene que yo sufría lo indecible por saltar el potro, pues por aquel entonces era un alfeñique delgado y débil, nunca supe saltar el potro por el interior. Sin embargo el Plinto, era harto ridículo, pues había que pasarlo a lo largo y yo lo hacía posando las manos como si fuera un largo fin de semana.

Al finalizar las clases, tenías que volver a vestirte todo sudoroso y lleno de arenilla del foso y continuar con la clase de Geografía del padre Ángel. No obstante, he de reconocer que con aquellos escasos medios, se consiguieron grandes logros en competiciones escolares provinciales.

insignia-csaY la otra María, la Formación del Espíritu Nacional, la asignatura la daba, un abogado falangista de toda la vida, Se tomaba su asignatura como lo más importante del mundo. Vestía con gran pulcritud y frecuentemente llevaba camisa azul. Siempre explicaba lo mismo cada año, pero había que hacer examen escrito y todo.

De verdad, nuca supe de qué trataba aquella asignatura, pues era todo leyes y edictos del boletín oficial del estado. El caso es que aprobaba a todos los críos con el solo requisito de estar matriculado.

Final de los años 60 y comienzos de los 70, que ya siempre marcaron mi carácter, mi moralidad y mi actuación posterior como individuo frente a la sociedad reinante. Ahora miro el pasado y recuerdo aquellos años con dulzura, encanto y algo de frustración. De ahí que tenga un montón de recuerdos que me gustaría poder borrar y un montón de recuerdos que me gustaría poder volverá vivir.

Una vez leí que los recuerdos son de agua y a veces nos salen por los ojos.

 

Antonio Luis Gallardo Medina  

 

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

«Mis primeras asignaturas» (27/09/2015)

«Puchero de coles» (20/09/2015)

«Yusuf Cinema» (13/09/2015)

«Primer día de clase» (06/09/2015)

«Érase que se era» (29/08/2015)

«El cartero siempre llama… » (23/08/2015)

«Mi abuela Laura» (16/08/2015)

«Un día de matanza» (9/8/2015)

«Dulce trabajo» (2/8/2015)

«Aprender a nadar» (26/07/2015)

«Un día de playa» (19/07/2015)

«Están cambiando los tiempos» (12/07/2015)

«Mi héroe favorito» (05/07/2015)

«¡¡Qué vivan las suecas!!» (27/06/2015)

«Historias de la tele» (21/06/2015)

«Encuentro con la realeza» (14/06/2015)

«Castillo de Salobreña» (07/06/2015)

«Escuelas de pueblo» (06/06/2015)

«Jubilosamente jubilado» (31/05/2015)

«No tenemos arreglo» (24/05/2015)

«A veces llegan cartas» (17/05/2015)

«Tengo un sueño» (10/05/2015)

«De olores y sabores de siempre» (03/05/2015)

« ¡¡ No al cierre de la Residencia Huerta del Rasillo !! » (24/04/2015)

«Mi pueblo» (23/04/2014)

«Nos han llamado de todo» (17/04/2015)

«Envidia sana» (12/04/2015)

«Cuando una librería cierra, algo nuestro muere» (04/04/2015)

«¿Dónde está Cervantes?» (26/03/2015)

«Cuando Santa Bárbara truena…» (20/03/2015)

«De repente, Salobreña» (O4/03/2015)

«Decir amigo» (24/01/2015)

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *